© Paco Díaz | Galería La Isla | Arte a un Click

El arte eterno de Paco Díaz en la galería La Isla

“La belleza caduca, la muerte vence.
No somos eternos, pero el arte sí.” Paco Díaz

Hoy se inaugura la exposición Stalker de Paco Díaz (Madrid, 1965) en la madrileña Galería La Isla. El pintor y fotógrafo presenta cuadros, dibujos y fotografías donde el paisaje y la arquitectura son el medio para hablar, entre otras cosas de la necesidad de encontrar un lugar de acogida.

© Paco Díaz | Galería La Isla | Arte a un Click

Skalter. 2016

Paco Díaz es un pintor meticuloso, pinta al óleo sobre lienzo para lo que se sirve de la fotografía digital y de programas de diseño y retoque fotográfico. Realiza numerosos fotomontajes hasta conseguir el resultado deseado. Aún así, para trasladar una imagen al lienzo recurre a algo mucho menos digital, la copia a mano con grafito y, enseguida, al óleo.

En Stalker la fotografía se hace presente

Un proyecto que según nos explica el director de la galería, Luis Santamaría, les llamó la atención desde el mismo momento en que lo presentó. “Entendemos que con STALKER Paco ha encontrado el lenguaje fotográfico apropiado. Un lenguaje capaz de transmitir esas sensaciones en la frontera de la nada, entre el recuerdo y olvido, entre la luz y la negrura. Ha localizado un motivo -las coronas de porcelana depositadas sobre las lápidas de los difuntos- que presenta como metáfora entre la delicada y sutil frontera que une la muerte con la permanencia en el mundo de los vivos.

Consideramos un acierto sus imágenes, sus formatos y sus soportes. Apreciamos en su fotografías una rara y turbia elegancia. Nos gustan las gamas cromáticas que ha encontrado. Las luces que brotan de la profundidad del negro absoluto, del negro olvido. Nos atraen esos colores manieristas, tornasolados, ácidos y poco habituales que luchan por la supervivencia en medio de la oscuridad”.

Stalker

Durante los atentados en París en noviembre de 2015 el autor exponía en la ciudad, él mismo afirma que al entrar al cementerio de Père-Lachaise, el ambiente le recordó a la película “Stalker”. De esta forma lo explica “El plomizo cielo de París recordaba al de la película, así como la fría luminosidad y la humedad.La parte viva del cementerio, con sus árboles torcidos, plantas creciendo entre tumbas y musgo cubriéndolas, se revelaba a su domesticación. Vegetación que engulle lo hecho por el hombre, oxidando, agrietando y desmenuzando. Como en Stalker.”

La muestra toma así el nombre de la película de ciencia ficción rodada en 1979 y conocida también como “La Zona”. El film describe el viaje de tres hombres a través de un lugar postapocalíptico conocido como “la zona”. Allí, buscan una habitación que tiene la capacidad de cumplir los más recónditos deseos de una persona. La estética de la película grabada en parte en sepia. Su carácter filosófico, poético, y psicológico. Incluso ese lado místico nos conduce por esos lugares misteriosos de la psique.

Construcciones y memorias

Y es ahí donde Paco Díaz interviene, desentrañando su gusto por esos lugares de descanso. Espacios donde la arquitectura tiene forma y cometido propio y en los que se puede encontrar las más dispares construcciones. Buscando lo eterno en las “celosías” que encierran cuerpos o quizá solo habitáculos preparados para su llegada. Los recuerdos, la memoria de quien fue y se fue.

Ornamentos olvidados sobre los que crece la vegetación, oxidados, amenazados de ruina. Pobres o ricos, cuerdos o locos, prudentes o insensatos, dichosos o infelices. Todos tienen cabida. Todos tienen su lugar de acogida. Y con todos, se quedan sus más ocultos anhelos, perdidos que no olvidados.

“Sus fotografías exhalan un aliento metafísico y sofocante. Donde conviven en una delicada frontera, una pálida esperanza con la oscuridad de la perdida definitiva, sin retorno”. dice el galerista

© Paco Díaz | Galería La Isla | Arte a un Click

Celosía. 2016

Ficciones y realidades

Continúa Paco Díaz fotografiando de manera obsesiva las flores de cerámica que descubriera días después en otro cementerio, el de Montparnasse.

Flores que presenta en la muestra a modo de fotografías impresas. Están realizadas con tintas minerales sobre papel de algodón hecho a mano (en la imagen destacada). Son flores que no huelen ni se marchitan, flores eternas que el artista eterniza todavía más a través de la imagen, aunque solo una manera de ganar tiempo al tiempo.

Así, explica “Estas son flores de cerámica a prueba de lluvia heladas, al calor de agosto y los vientos de marzo. Flores artificiales que con sus brillantes colores parecen flotar sobre las lápidas de piedra gris. Una artimaña que tiene fecha de caducidad”.

Ahora, en la galería La Isla podremos dejarnos llevar por esa suerte de naturalezas muertas que el autor plasma con una maestría inolvidable. Lo real y lo ficticio al albur de nuestra mirada.

Stalker
Autor: Paco Díaz | Web
Lugar: Galería La Isla | Madrid
Inauguración: 15 de junio 19.30 h.
Fechas: Del 15 de junio al 16 de julio

Dejar una respuesta

*