© Aitor Salazar | fotografía | Espacioa | Driftwood | Arte a un Click | A1CExpos

Aitor Salazar…. Buscar por el placer de hacerlo

Driftwood es un paseo por la playa en el que te encuentras cosas.
Cosas bellas. Cosas inútiles.
Cosas que no te caben en los bolsillos.
Cosas a las que el mar ha dado forma y las olas han
organizado en un azaroso bodegón que cambia con
cada envite (Aitor Salazar)

Así comienza el vídeo que ha presentado el fotógrafo Aitor Salazar en su exposición Driftwood  que puede visitarse en ¶espazioa hasta el 28 de octubre, y sea porque nos toca de cerca el autor, sea porque nos toca la ciudad y sus habitantes, hemos querido estar.

La muestra la componen 16 fotografías, casi todas inéditas, tomadas en India, Francia o Cuba además de una proyección de vídeo con más de cien imágenes realizadas en los últimos años por el autor.

© Aitor Salazar | fotografía | Espacioa | Driftwood | Arte a un Click | A1CExpos
El vídeo nos ha permitido ver el conjunto, esta vez, los árboles no nos han impedido ver el bosque, lo que en un principio puede parecer un recorrido por los viajes del autor, se convierte de pronto en un trayecto por la vida de Salazar, no porque sus intimidades queden reflejadas en él, sino porque, a través de esa serie de imágenes se pueden ver los cambios en su mirada, en su forma de seleccionar el instante, ese instante fugaz que tantas veces tenemos en la retina y nos pasa desapercibido.

Y es ese momento el que el creador es capaz de captar en cada toma. El devenir de la vida, a veces, el cruel devenir, otras, el esperanzado porvenir, donde no se sabe bien si el destino nos organiza o somos nosotros los que organizamos el destino.

La vida aparece en su trabajo casi a borbotones, vidas vividas, aceptadas, vidas casi consumidas, memoria viva, y frente a ellas, vidas en pleno proceso de aceptación o de rebelión; y aún, vidas que serán.

© Aitor Salazar | fotografía | Espacioa | Driftwood | Arte a un Click | A1CExpos

En la muestra hemos encontrado impactantes imágenes a veces, dolorosamente veraces; otras, sublimes realidades, y sobre todo esto hemos hablado con el creador.

¿Se puede describir tu fotografía como documento social?¿como retrato social?

Creo que sería un poco pretencioso, que necesitaría un estudio más exhaustivo y acotar un poco más el tiempo y el espacio en que trabajaría. Yo prefiero hablar más de hallazgos fotográficos. Me obsesiona el tema de la casualidad. El por qué paso por una puerta donde hay una niña peinándose que un minuto antes no estaba. Entonces no hubiese habido foto, o sí pero diferente. A lo mejor juntando varios de estos destellos de azar se puede conocer algo sobre el país pero sería muy parcial. Yo paso al día dos horas haciendo fotos y diez hablando con gente.

¿Cómo surge en ti la necesidad de la toma de un instante determinado?

Creo que es algo muy intuitivo, es un color, una luz especial, no es tanto el sujeto ni su acción como el marco y sobre todo la luz. No es algo técnico ni que se estudie. Es un impulso y casi siempre me decepciona, es difícil meter algo bello entre cuatro ”paredes”.

¿Qué buscas y qué quieres encontrar cuando eliges el momento concreto para la toma?

Busco una historia y una atmósfera. Un fotograma en la vida de alguien. Pensar en el antes y después de la toma. Busco naturalidad, instante, algo real. Huyo de las sonrisas…prefiero la carcajada o el llanto.

© Aitor Salazar | fotografía | Espacioa | Driftwood | Arte a un Click | A1CExpos
En tu trabajo encontramos aceptación y rebeldía, tristeza y alegría, vidas casi consumidas y vidas por consumir ¿te consideras un autor de contrastes?

Me pasa con todo, me lo dicen mis amigos. O me enamoro de algo o lo odio. Me pasa con el cine, la literatura, la comida, la gente. Me cuesta dar una segunda oportunidad y claro, me equivoco muchas veces. Me parece que hay una edad en las personas en que son más espontáneas, porque todavía no tienen vergüenza o porque ya la han perdido. Eso me interesa.

Hablemos de Driftwood ¿qué te gustaría transmitir al observador? 

Yo disfruto mucho más con la toma que con la edición y la selección. Me gustaría que todos fuésemos más consciente de la belleza de lo que nos rodea, del viento, de un rio, de la lluvia, del amanecer, del humo del café…

Elegir no es difícil aunque descartar sí. Mucha gente me pregunta por qué no he puesto tal o cual foto…exponer me parece un poco un acto de egocentrismo así que intento que el espectador piense que ha merecido la pena. Me gusta que piense que él o ella también podía haber hecho es foto, porque es verdad.

Viajas continuamente, parece que Vitoria se te ha quedado pequeña, pero sabemos que tienes un proyecto en marcha en la ciudad…

Es un proyecto que tiene que ver con el éxodo de emigrantes nacionales al País Vasco en los años 60 y 70 y con la evolución de los barrios, en concreto del más desfavorecido en Vitoria. Está amenazado de derribo aunque ahora mismo viven 150 personas. Estaré hasta después de las excavadoras. Hago una foto a la semana como mucho. Sobre todo paseo y hablo.

Aitor busca, y a tenor de lo que nos cuenta, busca no para encontrar, sino por el propio placer de buscar, y acaba encontrando, aún sin buscar.

Driftwood
Autor: Aitor Salazar
Lugar: ¶espazioa | Vitoria-Gasteiz
Fechas: Del 8 al 28 de octubre de 2016

Dejar una respuesta


*