Variaciones de Virginia Rivas en la Galería Adora Calvo

El 17 de abril de 2021 se inaguró en la Galería Adora Calvo la exposición de Variaciones de Virginia Rivas que permanecerá abierta hasta el 10 de mayo.

Cada color es una emoción del artista

“VARIACIONES” reflexiona sobre cómo los colores de nuestro entorno nos afectan y cómo varía la percepción que tenemos de ellos, en función de las distintas situaciones emocionales, sociales y políticas en las que nos encontremos, estableciendo un diálogo entre las realidades que conforman nuestra vida por medio del color y su versatilidad plástico-visual, al tiempo que profundiza en las posibilidades del propio medio plástico.

Biografía

Virginia Rivas (Madrid, 1981) obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados en Historia del Arte por la Universidad de Extremadura; disfrutó de una beca Erasmus en Venecia y vive en Hervás (Cáceres).

Ha presentado sus últimas exposiciones en la Sala de Arte el Brocense (Cáceres),  Sala Anabel Segura del Centro de Arte de Alcobendas y

paleta

Variaciones

en el Da2. Su trabajo en el pasado pudo verse en Art Madrid, en la WIPO (World Intellectual Property Organization) de la ONU en Ginebra (por estos espacios itineró su “Sinestesia” en 2016-2017), en la Galleria d’Arte La Loggia de Udine, en el Palacio Barrantes de Trujillo, en Las Claras de Plasencia o, entre nosotros, en el Palacio Fonseca y en el Espacio Joven del Ayuntamiento de Salamanca.

Sus colectivas le han llevado al MAC Florencio de la Fuente de Huete (Cuenca), la Asamblea de Extremadura, la Fundación Extremeña de la Cultura, el Museo de Bellas Artes de Badajoz, la Galleria Picenum italiana, el Pabellón de Mujeres Ilustres de Getafe o el Círculo de Bellas Artes, así como a París o a Lisboa. Y, además de en las ferias mencionadas, ha participado en ART CREMONA (2014), ART SANTA FE (2013) y ART JAÉN (2010).

Cada color es una creación de la paleta propia de la artista

Según el texto de Bea Pereira que publicaba en el PAC en marzo de 2020:

La artista extremeña trabaja la abstracción, investiga sobre el color, la luz y el sonido. Lo que tiene esta artista de singular es que crea su propia paleta de pintora, le da a todo su toque personal. Utiliza un tono propio que aporte un mensaje, es casi minimalista en cuanto a la línea en la medida que ensancha la mancha de color.

Su pintura es intimista a pesar de las líneas, tachones e incisiones; trabaja desde el humanismo, indagando en miedos sociales o frases que nos remiten a sonidos para reconvertirlos en armonía.

Usa una amplia y sutil gama de rosas, verdes y grises para expresar una emoción y un sentimiento.

Lo sutil en las composiciones

Según dice la autora: «Me interesa lo sutil, lo atmosférico y el juego de percepciones en torno a la composición tanto en la sala como en la pieza».

Trabaja una gama pastel de colores, con la que crea atmósferas en función de la música que escucha y que es puro referente: muchas palabras y temas aparecen escritos en sus lienzos. Ha comentado que ponía aleatoriamente Spotify y surgían sinergias creando listas de los grupos que le gustaban, y en la representación plástica a partir de ellos.

La lectura de su obra no es sesgada, sino que tiene de telón de fondo un estudio sociológico y político en el que presta atención a la belleza de lo cotidiano y de las relaciones entre los ciudadanos, desprendiéndose de la figuración pero no de la palabra. Ese nexo entre el individuo y la sociedad aflora en muchas vertientes: por ejemplo, hasta qué punto el sonido incide en la población (recordemos que el soundscape fue un detonante al establecer parámetros de ruido en sus fotos a nivel de lettering).

Más relevante es el color, que investiga con tesón en todas y cada una de sus exposiciones como algo único; en esta exposición titulada Variaciones hay un trabajo de gamas cromáticas y de equilibrio entre la percepción y la recepción del espectador. Dice la autora en una entrevista que le hace masdearte: La constante –como comentaba– es la pintura, en la que abismo y satisfacción conviven con frecuencia. Intento hallar el equilibrio entre la delicadeza del gesto y la expresividad de la mancha. Me emociona la infinita horquilla de posibilidades que me ofrece el color.

Por eso muchas de sus muestras son interactivas y buscan que el espectador coja y manipule sus polaroids o sus obras y tenga un contacto con ellas.

Influencias de Virginia

Entre sus influencias está el expresionismo abstracto de Twombly, además de los campos de color de Rothko, sus escritos y el trazo de Kline; también le han influido mujeres artistas como Diana Larrea y Concha Mayordomo, entre otras.

Hannah Höch, Nan Goldin, Pipilotti Rist, Francesca Woodman, Helena Almeida… fueron fundamentales en mi lectura de lo visual. Las cajas de luz e intervenciones de Alfredo Jaar me aportaron una interesante perspectiva de cómo abordar el espacio.

Y la obra escrita de John Berger y Kandisky en mis inicios, las voces de Carmen Herrera y Louise Bourgeois en mi madurez y la presencia de John Cage y Joseph Kosuth en todo lo relacionado con mi último proyecto (del que luego nos hablará). La lista es extensa y depende del trabajo en el que esté inmersa, pero, a grandes rasgos, este elenco podría componer el comienzo de un mapa que aborda mis influencias. Sin embargo, a veces una sola persona, un instante o una sensación conforman la experiencia que predomina por encima de todo lo citado.

Acrílico

Variaciones desde una perspectiva intimista

Cada arte produce una experiencia estética. En Variaciones (2020) Virginia nos explica el desarrollo histórico del color desde una perspectiva íntima:

El significado del color varía según la cultura y la época en la que se desarrolla una persona. De ahí que un mismo color tenga connotaciones distintas en función de donde habitemos y del momento social, cultural y político en el que nos encontremos.

Ejemplo de ello es el blanco, que en Occidente se asocia con la paz y en África con la muerte. El verde era el color del mar en la imaginería medieval occidental hasta que en el siglo XV Occidente comenzó a representarlo con el azul.

Un azul que siempre ha representado el principio femenino: en la pintura antigua es el color simbólico de la Virgen María, la gema asignada a Virgo es el zafiro, nombres femeninos que proceden del azul celeste como Celestina o Iris que surge de una flor azul. Sin embargo, se comenzó a vestir a los recién nacidos de azul si eran niños y de rosa si eran niñas y nuestra percepción se vio alterada.

Del mismo modo que el violeta, que se convirtió en el símbolo de la lucha por la igualdad de género a partir de los hechos que se registraron en 1908, año en el que las empleadas de la fábrica textil Cotton New se declararon en huelga por las condiciones laborales, motivo por el cual el dueño prendió fuego a la fábrica y provocó que 129 mujeres murieran quemadas mientras luchaban por sus derechos. Se dice que el color del humo tenía este color por las telas con las que las mujeres estaban trabajando”.

Acrílico

Virginia reflexiona sobre los colores de nuestro entorno y la percepción que tenemos, en función de las situaciones emocionales, sociales y políticas en las que nos encontramos. Esta experiencia estética es un enigma, un encuentro sensible que nos arrebata y cuyo producto es la belleza. ¿Qué hace que el arte tenga libertad, autonomía?: que las memorias históricas revolucionen y que esta experiencia provoque un cambio sobre la actitud del mundo.

Por ello el arte tiene una función terapeútica, que Virginia plasma a través del color y de su plasticidad, en la que profundiza; eso es el peso de la historia. Se plantea cómo la cultura mediatiza los colores viendo el morado como color de la mujer o el verde de un hospital, ¿esa mediación es política? Posiblemente el que un partido elija un color y no otro, tiene esas connotaciones que ocupan un mapa de territorio y donde aparece la ideología. El hecho subjetivo de Virginia de plantearse su paleta personal rompe con los moldes y hace que cambie la impresión del mundo, sin duda menos agresiva y teatralizada y más acorde con la armonía de las escalas que nos plantea.

Esa naturalidad genera un estado de bienestar que posibilita que el color reconstruya el arte actual, mostrando su creatividad y expresión.

Variaciones
Artista: Virginia Rivas. Web.
Lugar: Galería Adora Calvo.  C/Epidauro,53 (Las Rozas, Madrid)
Fechas: Hasta el 10 de mayo de 2021

Entradas relacionadas

La Iberoamericana. Encuentro de la Mujer y de las Artes en Toro | Arte a un Click
La Iberoamericana. Encuentro de la mujer y de las artes en Toro (Zamora)
MARÍA BUENO | EXPOSICIÓN | ARTE A UN CLICK
María Bueno exhibe RITUAL DEL TE (Y CALDO DE PUCHERO)
Hugo Alonso | Da2 Domus Atrium 2002 | Arte a un Clickz
Hugo Alonso. Lo oscuro. Movimiento desde el Interior.
Seducidos por la Realidad | Domus Artium DA2 | pintura | realismo | Arte a un Click
“Seducidos por la Realidad”. Hasta enero en el Domus Artium DA2

Dejar una respuesta

*