© Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    Leonor B. de la Lastra presenta Poéticas de Interior en el Da2

    Leonor B de la Lastra, la alquimia de la imagen

    Hasta el 23 de febrero de 2020 se puede visitar Poéticas de Interior de Leonor B. de la Lastra en el Da2 (Domus artium 2002) Salamanca. El 13 de febrero tendrá lugar en el Da2 a las 19.00 h. la presentación del libro “Poéticas de Interior” donde se podrá conversar con la autora  y el comisario de la exposición.

    La fotografía de Leonor B. de la Lastra trabaja una alquimia fotográfica, conserva los métodos tradicionales de fotografía de lo analógico. Para ello utiliza su cámara Brónica de medio formato de 4,5 x 6 y revela y amplía sus imágenes en el laboratorio con los procesos clásicos de revelador, paro, fijador y virado al polisulfuro.

    La artista se desvela en el laboratorio, se reconoce en él su inquietud artística, con la intención de modificar lo fotografiado y darle un enfoque personal, con una creatividad introspectiva e íntima; un proceso pensado y minucioso en el que puede pasar tiempo en el laboratorio, donde utiliza elementos como tissues, celos y velados, barridos y desenfoques para recrear una atmósfera especial.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    En sus imágenes no hay lente, sino espejo introspectivo que abre una ventana a su universo único, donde lo misterioso y lo enigmático de las personas que fotografía son lo fundamental, sin importarle demasiado quién aparezca en las imágenes.

    Perfecta simbiosis entre comisario y artista

    La exposición está comisariada por José Gómez Isla, profesor en la USAL y fotógrafo, amigo de la artista, pues hace cinco años Leonor tenía en Salamanca una tienda de fotografía -“el Fotógrafo”- donde vendía químicos, libros y fotos; José empezó como cliente y terminó como amigo e interesado en el trabajo de Leonor. El comisario ha vertebrado la exposición en series “Cuerpo”, ”Territorio de paso”, ”Naturaleza no recuperable”, ”Acerca de Sara”, ”Sombras y siluetas”, ”Variaciones sobre un tema”. Su lectura aúna la estética fotográfica y se centra en un discurso de la artista oscuro y perturbador, entendiendo esa conexión con la artista de manera ejemplar.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    Leonor Benito de la Lastra utiliza, según “Breve historia del error fotográfico” de Clément Chéroux, una evaluación del error fotográfico para comprobar cómo cambia el espacio y el tiempo de la percepción. Según Arbus, Es importante tomar malas fotografías; en la historia ha existido hasta un concurso llamado “Fautographieque”, cuyo objetivo era reunir las mejores fotografías fallidas, concurso que aunó más de diez mil participantes con tal éxito que después de este, se dió una conferencia sobre el evento.

    Del “error” al rigor

    La fotografía de Leonor saca de un “error” la clave de su estética. Aterrados por la luz tenemos anomalías en las veladuras, pintura del revelador sobre las imágenes que provocan más perturbación si cabe y que nos conducen a encontrarnos con virtudes insospechadas.

    Es el caso de un mechón en azul en una de sus primeros retratos: sucedió por la falta de virado en él, pero ese obstáculo se convierte en su elogio. Un accidente como ese le confirió muchas virtudes de belleza y mayor complejidad si cabe; así, en su fotografía se podría catalogar un inventario de efectos perversos, y por ello Leonor investiga -como buena coleccionista del XIX que es- los procesos de colodión húmedo y albúminas, y la fotografía pictorialista.

    Por supuesto tiene a Julia Margaret Cameron (Ceylan 1815-Londres 1879) como referencia. Cameron fue una fotógrafa retratista y pionera del pictorialismo por la influencia que tuvieron en ella la inspiración de pintores del romanticismo. Creó alegorías e imágenes que causaron gran admiración, imágenes con un tinte literario y melancólico muy similar al de Leonor; en el ángel negro de esta, vemos grandes semejanzas con Cameron.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    En el trabajo de Leonor hay una variable temporal que no es un error, sino que el tiempo es otro, no es un tiempo suspendido, sino que lo articula, para darle un carácter poético.

    Ella elabora sus fotos para hacer una poética de interior, el tema es un elemento disparador para que sea una parte del proceso, es una parte que pervierte la limpieza del negativo y lo envuelve de un halo de misterio, de enigma. Viste los temas con quimiogramas para conseguir otros efectos y se destacan los anhelos, los miedos, su fotografía por lo tanto es espejo, ya que refleja sus proyecciones psicológicas.

    Retratos infantiles

    La serie “Retratos infantiles” ha sido tomada mayoritariamente a partir de negativos de Ilford hp5 y Fp4, es la serie más antigua y ha sido tomada en diferentes décadas. Como el resto de las series, está digitalizada en papel hahnemühle, que le da ese acabado mate tan suave. Las imágenes de esta serie tienen como modelo a su hija, pero no le da importancia a este hecho, sino a la emoción que quiere transmitir con sus imágenes, emoción misteriosa y perturbadora que persigue conseguir con sus celos, veladuras y sus halos; un efecto fantasmagórico muy palpable que nos aisla del personaje, estos “errores” se convertirán en las estrategias de su trabajo.

    Territorio de paso

    La segunda serie es “Territorio de paso”, son fotografías efímeras y espontáneas hechas desde su coche cuando viaja. Capta el instante decisivo de Cartier Bresson, cada imagen corresponde a un viaje diferente, por lo tanto las emociones son varias. Son fundamentales aquí -constante que mantiene en toda la exposición- la clave baja y las líneas compositivas blancas; muchas corresponden a la imagen, las líneas discontínuas de la carretera o un rayo de luz, otras las pinta o las rasga en el negativo y las convierte en la fuerza compositiva de sus imágenes.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    Naturaleza no recuperable

    Su tercera serie, “Naturaleza no recuperable”, es el guiño que Leonor hace a su maestro José Núñez Larraz, del que aprendió fotografía; pero también al gran poeta salmantino Aníbal Núñez (hijo de Pepe Núñez), de cuyos poemas titulados Naturaleza no recuperable toma el nombre para su serie fotográfica. Habla de la fuerza de la naturaleza, de que a pesar de todo, la naturaleza sigue abriéndose paso y perdurando en el tiempo; esa fortaleza superior al cambio climático o a la mano del hombre, está contada por la autora con mucha poética y sentimiento, mostrando esas tiritas que se le ponen a la naturaleza en forma de celos que vertebran la imagen. La oscuridad y el acercamiento al medio, asemejan su trabajo al de Josef Sudek, conjugando realidad y poética.

    Sombras y siluetas

    La serie “Sombras y siluetas” es una pequeña selección de más de cien imágenes que la artista ha realizado en estos últimos cinco años de trabajo. Se trata de perfiles en sombras absolutamente contrastados por un fondo iluminado en retroproyección que juega con las imágenes como si de un teatro negro de Praga se tratara. Trabaja las panorámicas combinando series de cuatro negativos para vencer ciertos miedos (entre ellos, el enfrentarse al público el día de su inauguración). Aquí Leonor transfigura las imágenes al jugar con ellas y consigue que una melena larga y rizada llegue a evocarnos a una Ofelia o una medusa; o que un rayograma sea como un juego de un mago con las luces y las sombras.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    Variaciones sobre un tema

    La penúltima serie “Variaciones sobre un tema”. Una serie extensa de la que el comisario ha seleccionado 10 donde el tachismo, el desenfoque, las veladuras y los virados se apoderan de la imagen claramente pictorialista, imagen que cuenta el transcurso de su hija Sara entre la infancia y la adolescencia. Usa rayos luminosos que ocultan los ojos, quemados que conllevan un trasfondo poético, evocando el delicado paso de la niñez a la adolescencia. Todo eso se nutre de Cameron, que también hizo una serie de este tránsito , y le añade protagonismo al valor del pelo: si lo trenzas al estilo Pipi, en el caso de la niñez, produce simpatía, mientras que el es pelo largo de la adolescencia invoca feminidad y sensualidad .

    Muchas de ellas tienen una diagonal trágica del barroco. Frente a esas tomas dulces, aniñadas, introduce elementos de contraste y la agresión de esos tachados y rasgaduras del papel, con un contrapunto de clave baja que producen cierto sentimiento dramático por hacer algo gestual que rompe la armonía de la imagen.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    Acerca de Sara

    De todas estas series de esta exposición Leonor resalta su obra maestra “Acerca de Sara”, un Políptico o mosaico de cuarenta imágenes realizado de manera individual que dibuja a una niña con una flor. Es la única fotografía analógica con revelado analógico y papel baritado, cuyo proceso constructivo combina su discurso silencioso con el pictorialismo del siglo XIX, constituyendo una mezcla de Sarah Moon, de Sally Mann y Cualladó.

    En sí mismas estas 40 obras pueden conformar 40 obras independientes en formato rectangular donde nos permite ver su capacidad de trabajo en el laboratorio, tan minucioso y consciente, en el que congela el tiempo y nos lleva al SXIX con ese virado cálido y un rostro desenfocado que connota su lirismo delicado.

    © Leonor B de la Lastra | Da2 Domus Artium 2002 | Arte a un Click

    La composición fragmentaria ha sido tratada como fotografías abstractas, que al componerse adquieren el juego figurativo. La flor blanca que resalta de las sombras, centra el foco de luz en la penumbra. Vemos aquí cómo de la oscuridad surge la imagen, ese juego en clave baja es el que le da conexión a su trabajo y la establece en un lenguaje personal y único de su poética; como decía Diane Arbus, “la fotografía es un secreto de un secreto”. Cuanto más te dice, menos sabes.

    Poéticas de Interior
    Artista: Leonor B. de la Lastra
    Lugar: Da2 (Domus artium 2002) Salamanca.
    Fechas: Hasta el 23 de febrero de 2020.

    Entradas relacionadas

    Da2 | Fundación Coca-Cola | Colección permanente | Arte a un Click
    Un paseo por la Colección Permanente del Da2 y la Fundación Coca-Cola
    Eugenio Merino | DA2 (Domus Artium Salamanca) | Arte a un Click
    Eugenio Merino. El “Paraíso” de unos, el infierno de otros en el DA2
    Tiempo OMA | DA2 Domus Artium 2002 | ARTE A UN CLICK
    Tiempo OMA: Land art en el DA2 Domus Artium Salamanca 2002
    ¿Conoces a los seleccionados en LUTF III?

    Dejar una respuesta

    *