© Karel Balcar | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Erotismo y claroscuro en el S. XXI. Te presentamos 5 pintores que lo hacen posible.

Claroscuro y erotismo, de la técnica a la emoción

La combinación  de sensaciones que produce la pintura que tiene el claroscuro como técnica principal y el erotismo como narrativa, es infinita.

Identificar las diversas zonas que se producen cuando la luz incide sobre el cuerpo o el objeto es una delicia y más si se trata de una pintura con trazas eróticas.

Puntos que reciben la luz directa o cierta iluminación clara frente a las zonas de penumbra o directamente oscuras. Sombras que proyectan unos objetos sobre otros, o la que consigue dar más vida a la obra, la luz que reflejan otros cuerpos que la acompañan, generando así volúmenes y gestos.

claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Artemisia Gentileschi. Venus durmiente

Cuando en el Cinquecento los pintores flamencos e italianos desarrollaron el claroscuro o cuando en pleno barroco Caravaggio se convirtió en el mago de los contrates para crear volúmenes mientras iluminaba unos puntos y ensombrecía otros, difícilmente habrían imaginado que siglos después la técnica sería tan apreciada como entonces por los maestros del pincel.

Por el contrario, el erotismo que rezumaban algunas de sus pinturas parece querer ser acorralado en los tiempos que corren. Lejos de la libertad creativa, cada día encontramos más dificultades a la hora de ser, no solo exhibidas, sino siquiera dadas a conocer. Leyes restrictivas y mentes obtusas hacen cada día más complicado mostrar algo tan bello.

Hemos reunido a cinco pintores cuya obra destaca por utilizar el claroscuro como fórmula y fin, que aúnan con una fuerte carga erótica. Y es que la técnica tiene ese punto sensual de quien sabe mirar.

Roberto Ferri. Un moderno Caravaggio

Denominado por algunos como el Caravaggio contemporáneo Roberto Ferri (Taranto, Italia, 1978) se mueve como pez en el agua en una estética barroca y simbolista. Y sin embargo, la modernidad no se le puede negar, es como una dualidad artística que revela una técnica impecable.

Lienzos que rezuman belleza, con una deriva hacia la religiosidad que queda desmentida de inmediato. Un barrido con la mirada nos descubrirá animales mitológicos o desnudos que navegan entre un erotismo que se refleja en miradas y gestos, y que, en definitiva, hacen desaparecer ese supuesto vínculo con la fe.

© Roberto Ferri | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Roberto Ferri | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Ferri convierte esa religiosidad en crítica y la deja de lado en pos de un ateísmo mucho más libre y humanista. Y todo sin dejar de escudarse en un mundo simbolista en el que se pierde encantado.

Y es así como el autor nos plantea una narrativa de historias pasadas. Personajes que dan a su obra una pátina de fantasía y ensueño. Leyendas e historias que nos invita a compartir, o más bien, a vivir, dejándonos llevar unos momentos por su pincel a lugares inventados, con protagonistas proyectados para nuestro deleite y el suyo. Una perfecta reproducción de músculos y piel que invita a ser tocada, a ser acariciada.

© Roberto Ferri | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Roberto Ferri | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

El pintor nos deja escenas llenas de pasión, con una fuerte carga erótica que empuja al espectador a ir un poco más allá, a descubrir una pintura antigua aunque sorprendentemente moderna y transgresora.

Intensos instantes de placer y muerte en los lienzos de Karel Balcar

Como un explorador de la muerte Karel Balcar (Lanškroun, República Checa – 1966) se posiciona ante ella sin ningún miramiento, con su pintura hiperrealista nos enfrenta al “gran paso” con contundencia y veracidad para dejarnos luego probar la sensualidad de su pincel.

La delicadeza del trazo de Karel Balcar mientras plasma piel, venas, músculos o cabello con todo lujo de detalles te lleva a desear querer transitar por esos mundos. O más bien a atreverte a formar parte de ellos, sean de muerte o de placer.

© Karel Balcar | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Karel Balcar | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Sus claras alusiones al sadomasoquismo y al bondage nos dejan secuencias angustiosas para algunos y deseables para otros. Y aún así la sensualidad que desprenden alcanza a todos por igual. Protagonistas inmersos en oleadas de placer que, sin embargo, no demuestran en sus rostros, muchos ni los vemos, solo se intuyen, se presienten, ampliando así el erotismo de la situación.

Claroscuros manejados con absoluta seguridad.  Luces y sombras, oscuridad y luminosidad para embarcarnos en instantes intensos, ya nos recuerden la intimidad de momentos de intensa sexualidad, ya las horas posteriores a la muerte que el autor plasma con total precisión en un certero intento de unir ambos trances.

© Karel Balcar | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Karel Balcar | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Belleza incontestable, féminas, efebos o viriles cuerpos que despiertan esa inclinación tan humana al placer. Consigue así comunicarse con el espectador.  Sensaciones compartidas que habitan universos soñados por muchos.

Carlos Barahona Possollo.  La erótica de los clásicos

Carlos Barahona Possollo (Lisboa 1967) es un magnífico pintor del cuerpo humano, con sus colores cálidos, y una perfección técnica que lo acerca al fotorrealismo.

Que su trabajo destila erotismo es evidente, que además es un virtuoso del pincel, también. Y con esa mezcla nos regala una obra que por su estética recuerda a los clásicos pero que una modernidad manifiesta invadiendo la pintura impide que así sea.

© Carlos Barahona Posollo | Claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Carlos Barahona Posollo | Claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Y dado que en la antigüedad clásica la sexualidad no se consideraba algo pecaminoso sino todo lo contrario, el autor plasma lo que supone se producía entre dioses y mitos en general.

Basta recordar las fiestas y bacanales en honor a Dionisios, donde el erotismo era motivo de celebración. Y así, con ese gusto por lo real Carlos Barahona nos pone delante momentos cumbre de sensualidad, también cierta sexualidad explicita que no incomoda en absoluto.

© Carlos Barahona Posollo | Claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Carlos Barahona Posollo | Claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Sus protagonistas, expresivos hasta lo indecible, acompañan esos momentos de lujuria con total delectación, capaces de trasmitir voluptuosidad con sus tentadores poseso Labios que buscan posarse en el lugar adecuado, manos que recorren dulces recovecos, miradas que nos invitan a participar, emociones que salpican al espectador.

No faltan tampoco referencias a la religión. Y ahí si, la provocación se hace lienzo, porque aquí el pecado surge en la mente de todos, así nos lo han contado. Barahona, con su habitual carga homoerótica funde en esas imágenes de santos, sexualidad y divinidad, si hay crítica implícita o no es algo que queda a juicio del observador.

Simbología y sensualidad en el pincel de Alexey Golovin

Llama la atención como haya pintores que son capaces de recrear dramas terribles y hacerlo desde la belleza más expresiva, Alexey Golovin (Leningrado, 1977) es uno de ellos; seducido por los grandes maestros reproduce en sus pinturas las fórmulas tradicionales de creación aunque su interpretación sea contemporánea.

© Alexey Golovin | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Alexey Golovin | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

A Alexey Golovin le surgen las ideas para después darles forma en el lienzo lo que sin duda le lleva a una búsqueda creativa vibrante que rezuma alegría, eminentemente figurativista no por ello evita sumergirse en el bodegón, el retrato o el paisaje.

Cuerpos perfectos, hombres y mujeres al servicio de una simbología que se deja ver sin recato; desnudos limpios e irremediables que dan a su obra un plus de sensualidad al tiempo que conminan al espectador a ir más allá de lo obvio, una forma de exaltar la espiritualidad y la imaginación.

© Alexey Golovin | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click © Alexey Golovin | claroscuro | Erotismo | pintura | Arte a un Click

Y destacando sobre todo el color, rojos impolutos, que lejos de transmitirnos tensión, nos trasladan energía y fuerza, vivacidad y ganas, muchas ganas de ver más, de sentir más.

Imagen descatada: © Karel Balcar

Puedes descubrir mucha más pintura en nuestra sección de Artes.

Entradas relacionadas

Seducidos por la Realidad | Domus Artium DA2 | pintura | realismo | Arte a un Click
“Seducidos por la Realidad”. Hasta enero en el Domus Artium DA2
© Jose Pedro Godoy | La Fresh Gallery | Arte a un Click
José Pedro Godoy derrama pinceladas camp en la Fresh Gallery
© Benjamín García | Pintura | Arte a un Click
Benjamín García. Trazos de suavidad y crudeza.
© Salustiano | Galería Lucía Mendoza | Arte a un Click
Los retratos pluscuamperfectos de Salustiano

Dejar una respuesta

*