Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

Solidaridad. Obras del Museo de la Solidaridad Salvador Allende en el MACVAC

El Museo de la Solidaridad Salvador Allende.
Una historia de esperanzas

El MACVAC (Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni) una de las instituciones de arte contemporéneo pioneras en España, ha presentado recientemente en MARTE Feria de Arte Contemporáneo y en ARCO, piezas pertenecientes al Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

La historia que está detrás de estas obras es la culminación de un proyecto esperanzador emprendido por los críticos Moreno Galván y Aguilera Cerni, que merece ser conocida.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

La década de 1970 fue cualquier cosa menos tranquila. Y la escena artística no fue una excepción. El arte de estos años está inexorablemente unido a los grandes cambios políticos experimentados en todo el mundo; y, enmarcada en este contexto, en el Chile posterior a la victoria en las urnas de Salvador Allende en 1970, se planteó una transformación cultural que bajo el lema «una cultura nueva para la sociedad» estaba reclamando en la práctica «una nueva cultura con una visión crítica de la sociedad».

Chile fue, en los primeros años de la década de 1970, un referente artístico importantísimo para la comunidad latinoamericana, pero el golpe militar de Augusto Pinochet implicó la necesidad de marcar claramente las diferencias con el pasado reciente, con la intervención o cierre de organismos de gobierno, centros de educación y cultura, y medios de comunicación. El circuito artístico que se gestó durante el gobierno de Allende fue desmantelado y sus protagonistas perseguidos, detenidos o exiliados.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

© Concha Jerez, Expediente policial roto y sin embargo archivado, 1976

En los primeros días del año 1976, los críticos de arte José María Moreno Galván y Vicente Aguilera Cerni coincidieron en Venecia. Habían sido convocados por la dirección de la Bienal para que expusieran sus opiniones sobre cómo podría tratarse el tema «España» en la ya próxima edición de la Muestra, a celebrar ese mismo año.

Fue Moreno Galván, junto a un importante grupo de personalidades del arte y la cultura, quien había impulsado –a inicios de la década de los setenta– el Museo de la Solidaridad que quería Allende; pero la irrupción dramática de la dictadura en el país latinoamericano las dispersó. Sin embargo, ambos críticos pensaron que podían mantener abierto el museo, aún sin sede física y fuera de Chile, para que la dictadura no triunfara sobre la libertad de expresión artística, y otras creaciones se sumaron al proyecto, esta vez reclamando justicia para la memoria del presidente Allende y libertad para su país. La palabra «resistencia» cobraba ahora todo su sentido.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

© Xosé Luis de Dios, Premonición, 1974

Los artistas que aportaron obra al Museo de la Solidaridad Salvador Allende pretendían con sus trabajos alcanzar un impacto en la esfera pública y social. A veces no tanto por la obra donada, sino por el hecho de donarla, aunque en algunos casos es cierto que aludían irremediablemente a la violencia política, a la libertad y a la soberanía popular (además, frecuentemente no en términos abstractos). Es necesario recordar que la violencia estaba instalada en la calle y se encarnaba en sujetos políticos concretos. Las desapariciones, las torturas, los presos políticos, otorgaron a estas obras la condición de conmemoración pública, de memorial, por formar parte del Museo, del proyecto, al margen de cualquier otra característica temática o estética.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

© María Luisa Semper, Amenaza sobre la ciudad,1972

Si en la década de 1960 se concebía la nueva pintura como una revolución artística, en la siguiente se entendió la especificidad del quehacer artístico como un aporte específico a la revolución, e incluso algunos autores terminarían sosteniendo que la revolución política era la única manifestación artística válida. En síntesis, el arte fue una forma válida de acción, incluso devino en acción.

Imposibilitadas para llegar a Chile (su destino último), pinturas, esculturas y grabados viajaron por diversos espacios, recordando en todos ellos la situación del país latinoamericano. Pero necesitaban una residencia, un lugar al que volver tras su recorrido por aquellos lugares. Ese lugar fue Vilafamés, y en él su museo, creación de Vicente Aguilera Cerni, fundado el año 1970, en un difícil momento de la historia de España, cuyo gobierno dictatorial miraba con suspicacia iniciativas de este tipo, pues la colección nacía también desde una propuesta de compromiso social y político.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

© August Puig, Humo en busca de epitafio, 1972

Restablecida la democracia en Chile, y como no podía ser de otra manera, las obras que estaban depositadas para su custodia en el que ahora se llama (en recuerdo de su fundador) Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni, fueron marchando hacia el Museo de la Solidaridad. En este momento, quedan en el pequeño pueblo de Castellón doce obras, las de Rogelio García Vázquez, Xosé Luis de Dios, María Luisa Semper, Fernando Mirantes, Javier Urquijo, August Puig, Lola Massieu, Joaquim Chancho, Rafael Monagas, José Manuel Rodríguez Arnáez, Concha Jerez e Ignacio Yraola; que muy pronto se irán a la ciudad de Santiago. Finaliza así el proceso de una historia que se concibió desde la esperanza.

Museo de la solidaridad Salvador Allende | MACVA | Arte a un Click

© José Manuel Rodríguez Arnáez (Mamel), Sociedad de Masas, 1977

Acontecimientos como el Mayo del 68, la crisis económica a partir de 1973, el asesinato de Allende, el golpe de 1976 en Argentina, o la muerte de Franco y la transición democrática en España, marcaron la producción de unos artistas que atestiguaron con sus obras un compromiso personal que se demostró en la acción de la donación, en el deseo de formar parte de un proyecto de protesta y esperanza, independientemente de los aspectos formales a partir de los cuales construyeron sus obras. La muestra en MARTE y ARCO han sido una despedida agridulce, pero también un homenaje, porque al fin y al cabo sabemos que han encontrado su destino y se ha cumplido el sueño de Moreno Galván y Aguilera Cerni. Pinochet no pudo acabar con el arte, el museo nunca cerró y triunfó, al fin, la libertad.

Joan Feliu. Universitat Jaume I.

Imagen destacada: © Ignacio Yraola, Instrucciones para el manejo del fusil, 1969. Detalle

Entradas relacionadas

El jurado de “El poder de la presencia” contesta nuestras preguntas
El poder de la presencia | Empoderar | IV MUJERES MIRANDO MUJERES | Arte a un Click
Empoderar a través de la presencia. La colectiva de Mujeres Mirando Mujeres
© Jesús Zurita | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón | Arte a un Click
MARTE FERIA presenta participantes y programa
2 miradas 1 objetivo: los directores de MARTE nos desvelan las claves

Dejar una respuesta

*