© Efraim Ortega | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo | Entrevista | Arte a un Click

Efraim Ortega: “el arte es el juego que dejamos de practicar cuando éramos niños”

Efraim Ortega, Premio MARTE Nacional 2017

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo MARTE ha otorgado este año el Premio Proyecto mejor Artista Contemporáneo a Efraim Ortega (1985, Córdoba) por su trabajo “Hacia la deriva”. Su obra podremos verla del 16 al 19 de noviembre en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón.

La piezas de Ortega son forma, tensión y equilibrio.  Su trabajo se caracteriza por el uso de materiales industriales. De la dureza de la piedra a la maleabilidad del acero. Un creador que a la elasticidad del plástico une la reconversión de los recursos procedentes de patrimonio industrial de desecho o la belleza de la madera.

Así, los procesos industriales se convierten en medio de expresión y herramientas útiles para la creación.  La confrontación entre el medio industrial y el medioambiente solo puede ser una consecuencia lógica para un autor que bebe de su entorno,  de sus vivencias personales o de la actualidad social.

Una obra con tintes surrealistas que, sin embargo, conlleva puro realismo en su discurso. Un enfoque que busca hacer reflexionar al espectador. Comprometer/comprometernos con lo que nos rodea. Autoresponsabilizarnos de nuestra participación.

© Efraim Ortega | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo | Entrevista | Arte a un Click

The skin of the earth I. Pizarra

La preocupación por la huella ecológica del humano sobre la naturaleza es una constante en su obra. Con “Hacia la deriva” el escultor deja en evidencia la huella que deja el humano en la naturaleza. Una explotación del medio que aumenta cada día en pro de unos pocos y en detrimento de muchísimos. Grandes núcleos poblacionales cada día más depauperados, bien por la falta de recursos, bien por todo lo que de vuelta nos trae la naturaleza. Catástrofes que se ceban, como siempre, en los más débiles.

Sobre todo esto y mucho más hemos querido hablar con Efraim Ortega que nos ha atendido con su acostumbrado buena disposición.

Dar fuerza al concepto sin perder belleza

¿Cómo se llega de la electrónica a la escultura? ¿qué te ha aportado esa formación en tu actual deriva artística?

Sin querer usar términos manidos, supongo que un artista nace artista o con algo innato que le hace no poder negarse a ser artista, aunque uno mismo y el entorno social te empuje a pensar que es una perdida de tiempo.

Mi formación en electrónica y electricidad es un tema circunstancial, casi como una herencia de familia. Tras pasar por varios estilos desde el grafitti, la fotografía o la pintura, es en la escultura donde he encontrado el lenguaje para expresar mis inquietudes y plasmar sin palabras mi idea del mundo. Mi forma de trabajar la escultura tiene que ver mucho con mi carácter, es inmediata, directa, impulsiva.

Soy un artista autodidacta, no he tenido formación en BBAA, sin embargo ¿Quien dijo que un puñado de leds no puede tener mayor potencial escultorico que una piedra de marmol?

Te defines como escultor abstracto, surrealista….

En mis inicios hice piezas muy elaboradas con mucho color y surrealistas, esto ha ido madurando a piezas más minimalistas y conceptuales, con una linea ecoestética, mantener la belleza en las piezas, incorporar elementos naturales, dar fuerza al concepto pero sin perder del todo la estética.

Multiplicidad de materiales

Trabajas con muy distintos materiales ¿con cuál te sientes más cómodo?

He trabajado mucho con acero, es un material vivo, que continuamente modifica su composición, por mucho que pintemos o patinemos, acaba oxidando y destruyéndose a si mismo.

Esta idea me gusta, me lleva a usar materiales recuperados que poseen una marca del tiempo, piezas castigadas por el aire, el agua, en definitiva, el tiempo. Son piezas que poseen un carácter propio que la mano del hombre no le puede dar.

Estos materiales los superpongo a materiales nuevos. Una suerte de piezas moldeadas por el hombre y por la naturaleza. Materiales derivados de la industria creados para producirse en serie, en muchos casos pobres, tratándolos de una manera casi artesanal voy creando nuevos discursos de una manera poética.

© Efraim Ortega | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo | Entrevista | Arte a un Click

Fast Food. Cañas de bambú y termoretráctil.

¿Son los materiales el vehículo de tu reflexión?

Quizá. Intento dar forma física y tangible visualmente a problemas vitales, sociales y estéticos que me preocupan. El material es el vehículo. Algunos de los materiales usados tienen una historia en sí mismos, y dándoles una nueva forma nos ofrecen un discurso totalmente distinto.

¿Qué te inspira para crear?

El entorno inmediato. Los artistas de mi generación estamos inmersos en cuestiones de crisis políticas, sociales y ambientales y todo esto, como no podía ser de otra manera, tiene mucho peso en mi obra.

Un creador procesual

Háblanos de tu proceso creativo….

Yo soy un creador procesual, para mi es la parte mas divertida de toda creación de una pieza.

Siempre he pensado que el arte es “el juego” que dejamos de practicar cuando éramos niños, con el valor añadido que como adultos le implementamos unos valores de pensamiento en cada pieza. Es la mejor manera que tengo de transformar mis ideas, de reflexionar sobre mi vida y plantear problemas que de otra forma no podría o no sabría expresar.

Suelo estar al encuentro de la idea en el estudio, inmerso en el proceso creativo y rodeado de materiales y silencio. Es cuando la mente se queda en blanco y la parte creativa trabaja.

En la pieza “An artist was here” dices tratar de reflejar el papel y el compromiso (o no) que tenemos como individuos en el equilibrio de la naturaleza ¿qué papel crees que debe jugar el artista? ¿hasta donde nos podemos saltar ese compromiso y hasta donde el arte debe ser un altavoz que denuncie las lacras de la sociedad?

En aspectos medioambientales se da una incongruencia muy particular. El ser humano resulta ser el PROBLEMA y la SOLUCIÓN. Es capaz de aniquilar una especie por completo y a la vez poner en marcha los mecanismos necesarios para salvarlos.

Por lo tanto somos eje fundamental de todo esto. Sería frívolo pensar que yo como artista puedo cambiar, por el hecho de serlo, las cosas, pero si aportar algo como individuo.

Los artistas, a veces bromeo con esta asertación, poseemos una especie de magia, tenemos la capacidad de convertir algo en principio poco valioso en algo con un potencial grandísimo, en una obra de arte. Esta influencia bien orientada es fascinante, quizá esto sí podría cambiar muchas cosas.

© Efraim Ortega | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo | Entrevista | Arte a un Click

An artist was here. Talla eucalipto

Encontrar el pensamiento para convertirlo en pieza

“Hacia la deriva” conlleva una crítica clara al comportamiento de la humanidad para con la naturaleza ¿cómo llegas del pensamiento a la pieza? ¿cuál es el camino que toma la idea hasta decidir tomar determinado material y darle forma?

Depende del proyecto, en el caso de “Hacia la deriva” que presento en la feria, fue un encuentro fortuito, lo que antes llamaba “estar al encuentro de la idea”.

Estaba realizando un master en medioambiente, y por aquella época buscando algunos materiales para emplear en futuras piezas, di con unos postes de madera en la montaña, de los años 50-60 que tenían adheridos unos carteles super oxidados de prohibición casi destruidos clavados a cierta altura (ahora son parte de la pieza “ y si la lluvia no cesara”).

Por entonces estaba estudiando el término “huella ecológica”, que es el impacto del ser humano sobre la naturaleza. Al ver estas placas oxidadas la idea comenzó a gestarse: la naturaleza impactando sobre el hombre. Este juego me gustó y a partir de ahí fui ordenando ideas y creando nuevas piezas que representaran esto,el impacto del ser humano y su posible feedback en la naturaleza.

© Efraim Ortega | MARTE Feria Internacional de Arte Contemporáneo | Entrevista | Arte a un Click

Y si la lluvia no cesara. Carteles de acero oxidado y replica en impresión 3D plastico PLA

Para terminar, cuéntanos, qué ha supuesto personal y profesionalmente ser acreedor del Premio Artista Nacional de MARTE.

Hace poco leí sobre la feria  un articulo que resaltaba que MARTE se habia consolidado como una de las 10 ferias más importantes del panorama artístico español, participar en una feria así y además a través de su premio nacional da mucha visibilidad, suelen salir nuevos proyectos y buenos contactos en estos eventos.

A nivel personal, para mi es apasionante, me anima a seguir creando y además es cierto que las ferias son muy cansadas al mismo nivel que divertidas.

© Efraim Ortega | Web
Imagen destacada: Hacia la deriva. Madera y fibra de vidrio.

1 Respuesta

  1. Pingback : Efraim Ortega: "soy un creador procesual, es la parte más divertida de toda creación"

Dejar una respuesta

*