© Susi Gómez | El Baile de la Vida | Tabacalera | Arte a un Click

Susy Gómez y “El baile de la vida” en Tabacalera

Susy Gómez nos invita a bailar

Susy Gómez (Pollença, 1964) y su “Baile de la vida” llegan a la Tabacalera de Madrid. Tras su paso por el MACE de Ibiza, la artista mallorquina aterriza en la capital con una muestra que podrá verse hasta el próximo 3 de septiembre.

Susy Gómez estudió Bellas Artes en Barcelona. Tras su exposición inicial en la Fundación Miró en 1993, la artista  ha seguido una trayectoria ascendente tanto dentro como fuera de España. Fue hacia el año 2000 cuando realizó su primera exposición en el IVAM, “Algunas cosas que llamaban mías”, comisariada por Enrique Juncosa. Éste, junto con Elena Ruiz, son los encargados de esta nueva exposición que nos invita a bailar “El baile de la vida.”

Una experiencia personal

“El baile de la vida” toma su nombre de la obra del pintor noruego Edvard Munch. De él Gómez dice que le interesa “por su análisis del alma humana”. Por su afán por mostrar aquello que no se ve. Y así lo busca también la artista mallorquina. Susy Gómez busca incitarnos a bailar nuestro propio baile. El personal e intransferible. El de las emociones. El de los miedos. El fluir interno que a veces marca nuestro yo externo. Nuestras relaciones. Nuestra personalidad.

Influida por las terapias alternativas como las constelaciones familiares en las que lleva varios años en investigación, la artista busca una fusión con el lugar a base de la creación de escenarios teatrales. Sin ser una exposición site specific, Gómez busca ese vínculo con el escenario invitando al espectador a tener su propia experiencia.

“La exposición propone con cada obra, un ejercicio vivencial y de recorrido hacia esta idea de ecología emocional. Y en este recorrido hay unas posibles propuestas de movimiento interno”. explica Gómez.

© Susi Gómez | El Baile de la Vida | Tabacalera | Arte a un Click

Visitar, ver, pensar, sentir

Artista multidisciplinar, Susy Gómez ha cultivado la escultura, la pintura, la fotografía, la performance o el video arte. Es la primera de ellas por la que se decanta en este caso. Son esculturas femeninas con aspecto de maniquíes. Adaptables a todas las historias, capaces de cobrar vida. Es como si la instalación de Gómez nos ofreciera el escenario, la vestimenta, el cuerpo, invitándonos a tomarlo, a expresar, a interpretar. Su escalera de granito sin objetivo definido o su torre de colchones hacen referencia a recorridos espirituales. Las complicaciones. Los caminos tortuosos que nos llevan a nosotros mismos y que a veces se hacen difíciles de recorrer.

Gómez utiliza fragmentos de materiales encontrados para realizar sus esculturas, “un gesto que enmarca la idea de la ruina y el desuso, de lo que ha dejado de ser válido”, dice la propia artista.

© Susi Gómez | El Baile de la Vida | Tabacalera | Arte a un Click

Otra de las influencias reconocidas de Gómez es el dramaturgo Henrik Ibsen. Ibsen es el padre del llamado “teatro de ideas.” Destacó por su capacidad para describir la psicología de sus personajes, por la apuesta en su obra de conocerse a uno mismo e identificarse con ese yo a través de tus propios actos.

Es en esa teatralidad de sus instalaciones donde Gómez  experimenta precisamente en la búsqueda del ser, el planteamiento de escenarios alternativos, abiertos. Abrir la puerta, dejarla cerrada, recorrer el pasillo  o salirse del camino marcado, como en su día hiciera Nora con su portazo final en Casa de Muñecas.

Sutileza e inquietud

Busca ese mundo interior de una manera sutil, busca la intensidad, el diálogo con el espacio y el espectador. Y consigue esa conexión sin perturbar explícitamente, sin asaltar, sin hacer sentir incómodo. En escenarios pulcros de tonalidades y texturas relajadas, con iluminaciones equilibradas, Gómez consigue ese punto de inquietud. Esa búsqueda de la experiencia personal, del yo interno.

© Susi Gómez | El Baile de la Vida | Tabacalera | Arte a un Click

Maniquíes femeninos, sin perder ese guiño reivindicativo sobre las moralidades impuestas o los caminos marcados. En sus instalaciones hay calma a la vez que inquietan. Es sutil y pesado al mismo tiempo. Sus obras incitan a ser más que simples objetos observados, obras admiradas o denostadas. Invitan a participar. Invitan a bailar nuestra propia danza.

El baile de la vida
Artista:  Susi Gómez | Web
Lugar: Tabacalera Promoción del Arte | Madrid
Fechas: Del 14 de julio al 3 de septiembre de 2017
@PromociondeArte 

Entradas relacionadas

“Oyendo con los ojos” La profunda relación de Cecilia Paredes con la naturaleza

Dejar una respuesta

*