© Aitor Saraiba | Matadero Madrid | Arte a un Click

La mirada al mundo de los sueños y las pesadillas de Aitor Saraiba

Aitor Saraiba reinterpreta sueños infantiles

La nave 11 de Matadero Madrid se convierte por primera vez en espacio expositivo de la mano del artista Aitor Saraiba (Talavera de la Reina, 1983) como parte del recién estrenado proyecto Naves Matadero. Centro Internacional de Artes Vivas, en el que se aúnan y fusionan diferentes disciplinas artísticas.

Además de ilustrador, fotógrafo y pintor, Saraiba se ha convertido en intérprete de sueños y neutralizador de pesadillas. Una prueba de ello es este mural del vestíbulo de la nave 11, en el que el artista ha plasmado el trabajo de tres semanas de talleres, actividades, dibujos y confidencias con los niños usuarios del CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), de CEPI Arganzuela (Centro de Participación e Integración de Inmigrantes) y de Cruz Roja Arganzuela, distrito madrileño al que pertenece el propio Matadero.

© Aitor Saraiba | Matadero Madrid | Arte a un Click

 

Aitor Saraiba inició su andadura como intérprete e intermediario entre la palabra y el dibujo allá por 2008 con una acción de calle, sus “Dibujos curativos”. En ella el artista establecía una relación directa con el público, inspirador potencial de sus obras. Saraiba se sentaba frente a individuos, uno a uno, que expresaban sus deseos, inquietudes, angustias o sueños. Los filtraba a través de su prisma y representaba en forma de dibujo. Daba lugar así a una obra inmediata y única que acogía el lado más personal de los que hasta ese momento sólo aspiraban a espectadores, nunca a protagonistas.

De observador a protagonista

Es precisamente esta idea del espectador como generador y protagonista de su obra uno de los aspectos que interesa a este artista de Talavera. Ahora lo ha llevado al extremo  de la mano de los niños de Arganzuela.

El resultado de un trabajo intenso, lleno de emociones, palabras, sentimientos, deseos y dibujos, muchos dibujos, 300, dice Saraiba. De entre ellos ha seleccionado los más representativos de sus historias, de aquello que los une, así como las frases que los acompañan.

A través de estos dibujos expresivos, de pincelada suelta y colores que destacan perfilados sobre el fondo blanco que los acoge, los trazos de Saraiba inundan el techo y las paredes con la esencia de la experiencia recogida.

© Aitor Saraiba | Matadero Madrid | Arte a un Click

Preguntas, temores, sueños, anhelos… que van desde el deseo de poder volar, a la ausencia de los padres, los arcoíris o el miedo a las cucarachas. Tanto en letra como en dibujo, el artista nos ofrece, bajo formas agradables, la realidad de unos niños respecto de la cual a veces permanecemos ajenos por el privilegio de poder mirarla desde el otro lado de la barrera.

Esa barrera que, de una forma metafórica, podría simbolizar la pared que separa este vestíbulo de la nave 11 del bar que alberga el espacio principal. A través de los vanos de esa pared asoma ese mundo de frases cortas y dibujos sencillos creados por Saraiba.

Un mundo con el que el artista da voz y forma a la experiencia de estos niños, demasiado dura para su condición de niños, adentrándola así en las naves del centro de creación contemporánea, del Matadero, en una unión de arte y realidad, arte y vida, que como mínimo invita a una reflexión profunda.

El músico Dr. Kurogo colaborador necesario

Como el propio artista ha dicho en alguna entrevista, “todos estamos mucho más cerca de lo que parece al final” y leyendo algunas de esas frases, sea desde un lado o desde el otro de la pared, algo nos toca hondo, nos atrapa, nos enreda y nos une como esas zarzas que recorren los muros y que enmarcan los dibujos.

Esta obra de carácter efímero, en su forma site-specific, ocupará las paredes del vestíbulo de la nave 11 hasta el próximo 31 de julio, contribuyendo así al historial de este artista multidisciplinar al que ya avalan una amplia experiencia tanto nacional como internacional.

© Aitor Saraiba | Matadero Madrid | Arte a un Click

La instalación mural se completa con el trabajo del músico Dr. Kurogo, quien ha recogido en un paisaje sonoro las voces de los niños cantando, contando sus historias, sus deseos. Unas voces a veces tapadas por la música, por el ruido del otro lado del muro. Realidad, arte y reflexión desde nuestra posición de afines o ajenos. Nosotros elegimos, en el vestíbulo de la nave 11 del Matadero.

El muro de los sueños y pesadillas
Artista: Aitor Saraiba | Web
Fechas: Del 17 de marzo al 31 de julio de 2017
Lugar: Nave 11 Matadero Madrid | Madrid
@mataderomadrid

 

Dejar una respuesta

*