© Teresa Matas | Es Baluard | Arte a un Click | A1CExpos

Teresa Matas. Una revisión desde la contemporaneidad en Es Baluard

La obra de Teresa Matas en retrospectiva

El 2 de febrero se inauguró en Es Baluard la exposición ¿Por qué me visto de negro si amo tanto la vida? (Teresa Matas. Una revisión desde la contemporaneidad).

El título de la muestra responde a una pregunta que la propia autora se formula en los 90 ¿porqué vestir de negro amando tanto la vida y siendo además alguien vitalista y alegre? y se responde  “Me estaba preparando para el duelo, para sobrevivir”. La muerte de su hijo Joan Miquel el 5 de mayo de 2005, llevo a Teresa Matas a ese duelo intenso, centrífugo. La tensión del drama, la pérdida, la profundidad del dolor, todo se percibe en su obra, en sus palabras.

© Teresa Matas | Es Baluard | Arte a un Click | A1CExpos

“Sin saber porqué, cogía ropa y más ropa, la teñía de negro, cosía una manga a otra, trozos y más trozos que agujereaba para poder respirar, construyendo telas inmensas”  Telas que ahora vemos en esta exposición cosidas y recosidas, formando un todo, la cuerda a la que Teresa se agarraba para continuar adelante. Como mujer, fuerte, apoyando al esposo, a los hijos, tirando, como solo sabemos hacerlo las mujeres en tales trances.

“Hay cosas que no puedo expresar con palabras y lo hago con mi obra. Supongo que antes de todos los tiempos estaba el duelo, lo ancestral. El negro es mi habitación interior. Soy yo y me protejo”. confiesa.

Trasitamos por los colores, por las texturas, por el frío del metal. Negro por los gritos, blanco por los silencios, rojo por la vida, la fuerza y la pasión dice la artista, y entre ellos nos movemos.

Y sus “seres”, los que vemos colgados del techo. Y esos otros, retorcidos o más bien, recogiéndose, protegiéndose, quizá una revisión a lo que tantas mujeres sufren, violencia y desánimo por que no las dejan ser.

Una pieza única, roja, inmensa, tiñendo cuanto la rodea de vida. Ubicada en un lugar preponderante, tinta de pasión y fuerza a cuantos se atreven a integrarse con ella. Y es que casi hay que aventurarse, nada te va a proteger de tus propios sentimientos, de la potencia, que sin esperarla, te levanta del suelo para acogerte luego, deliciosa, entre los brazos de Teresa. Ella está, es, sabe. En cada rincón, con cada obra.

© Teresa Matas | Es Baluard | Arte a un Click | A1CExpos

Al llegar a sus corazas nos empoderamos, corazas que protegen sin condicionar. O quizá las sientas limitantes, enfrentarse a ellas depende del momento de cada cual, a veces terrorífico, otras pletórico.

La exposición abarca fotografía, instalación, collage, vídeo, dibujo y escultura, comisariada por la directora de Es Baluard, Nekane Aramburu con la colaboración de las comisarias María José Corominas, Ana Bárbara Cardellá Corominas, Magda Albis y Pilar Rubí recoge 58 obras creadas entre 1985 y 2016.

Una selección de piezas que permiten entender un trabajo introspectivo e íntimo, en la que no hay una cronología definida,autorretratos, seres, corazas, telas se suman unos a otros trasladándonos mil sensaciones.

La elección del escenógrafo Miquel Martorell cuya concepción del espacio escénico dio lugar a un exquisito montaje, no pudo ser más acertada. El negro, el rojo y el blanco dominando, la luz generadora de ambientes resaltando las texturas. Él mismo nos explica como concibió el espacio. “Un espacio “escénico” es efímero y debe ayudar a “contar una historia”, en este caso debíamos dialogar con un espacio predeterminado en el museo y al mismo tiempo generar un “continente” que pusiera en valor el discurso expositivo del comisariado y la obra. El reto fue potente. Sin embargo, el entendimiento del proyecto a todos los niveles y con todos los agentes implicados ha sido el guión de nuestro trabajo. La obra de Teresa Matas, siempre la defino como “potente, cruel, real, o viva” pero también la concibo como muy bella (con su ritmo, sus dinámicas, sus geometrías, colores y sus potentes mensajes). Por tanto, en todo momento he procurado generar espacios, tanto volumétricamente, como a nivel de iluminación, para poner en valor esos elementos definitorios de la obra junto con el discurso narrativo de la muestra ideado por la comisaria.

© Teresa Matas | Es Baluard | Arte a un Click | A1CExpos

El espacio que he presentado debe ser visto desde múltiples perspectivas y debe ser un recorrido para el visitante. Por tanto, el diseño está concebido desde que el espectador cruza el umbral de la exposición. Sus puntos de vista, sus sugerencias, el horizonte y una invitación a “descubrir” lo que se muestra. Es por ello que lo entiendo como un todo que está al servicio de lo que “contamos”, del arte que mostramos.

Un montaje que reconoce le ha conmovido “Lo que más me ha emocionado -nos cuenta-  es la doble visión de la pieza, es decir su situación y manipulación como objeto de arte y su ubicación en la exposición, pero al mismo tiempo cuando la manipulábamos queríamos conocerlas, respetarlas, sentirlas y allí venían miradas y silencios de emoción. Esa doble vertiente nos ha generado sentimientos encontrados y potentes durante todos los días de montaje. Esa dualidad me la trasmite siempre la obra de Teresa”.

 Es Baluard | Arte a un Click | A1CExpos

Teresa Matas, Nekane Aramburu, Miquel Martorell y Mila Abadía. Fotografía cortesía de Es Baluard.

Y es que Teresa nunca deja indiferente, su obra, su persona, y su forma de enfrentar la vida atraviesa los sentidos. Cuando vi la performance L’encontre que Teresa Matas desarrolló en Mallorca en el marco del Festival Miradas de Mujeres en 2013, algo se rompió también en mi. El dolor por la pérdida, trasladado a quienes observábamos era patente,  aún a través de la pantalla, te traspasaba, no me puedo imaginar sentirlo en directo, o  aún más allá, sentirlo en las propias carnes.

Desnudar de esa forma el propio sentir solo pueden hacerlo quienes llevan dentro no solo dolor sino también esperanza y vida. Su forma de transitar el duelo, servirá y sirve para muchas otras pérdidas.

Dos años después, Teresa Miquel la trajo a estas páginas en su colaboración para la primera edición de Mujeres Mirando Mujeres, una entrevista en la que ambas Teresas ponían parte de si mismas. Allí nos decía, “me reconozco artista por los que os detenéis ante mi obra y veis, y sentís. Garantiza mi supervivencia.” 

Es así como he ido conociendo a Teresa Matas, a poquitos, primero su obra, después sus palabras y finalmente a ella, durante la inauguración de esta retrospectiva. Reconozco que cuando la tuve delante, la emoción fue intensa, sentir su abrazo, el de alguien que al fin y al cabo no conocía y que sin embargo notaba tan cálido, fue digno de vivir. Es una mujer hermosa. Quiero creer que la emoción fue compartida. Hay mujeres que nos reconocemos, nos vemos y sabemos. Entendemos que compartimos. y ella Teresa, sabe, comparte, y lo hace con su obra y su persona.

Teresa Matas vive la creación como una necesidad casi física, una pulsión que engendra vida, porque ella es así, vital, serena, e inolvidable.
 
¿Para qué me visto de negro si amo tanto la vida?
(Teresa Matas. Una revisión desde la contemporaneidad)
Artista: Teresa Matas | Web
Lugar: Es Baluard | Palma
Web
Actividades paralelas
Fechas: Del 3 de febrero al 7 de mayo de 2017
@t_matas | @EsBaluard

Dejar una respuesta


*