© Cesar Casona | Oxímoron | Showroom | Arte a un Click | A1C

Cesar Casona presenta “Oxímoron, la contradicción”

“Oxímoron” es una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión, que genera un tercer concepto.

Cada una de las fotografías de esta exposición incluye una contradicción conceptual. Será el espectador quien la encuentre y quien se enfoque en la imagen, dándole un significado final en función de sus sentimientos, imaginario, vivencias y experiencias personales previas.

Algunos ejemplos en literatura:

“Es hielo abrasador, es fuego helado, es herida que duele y no se siente…” (Quevedo). 

“Sosiega un poco, airado temeroso, humilde vencedor, niño gigante, cobarde matador…” (Lope de Vega). 

Este proyecto nace de la afirmación del gran filósofo griego Aristóteles: “La virtud se halla en el centro”.

De ello puedo deducir que a medida que nos separemos del centro hacia los extremos, hacia la derecha o izquierda, hacia el “sí” o hacia el “no” o hacia cualquier par de opuestos, estaremos alejándonos de la virtud. 

Es en el equilibrio, en la duda, en la contradicción, allá donde los pares de opuestos se entremezclan, donde encontraremos la verdad. En el momento en que estemos seguros/as de algo estaremos por tanto, equivocándonos.

Muchos fueron los filósofos y los pensadores que a lo largo de la historia centraron sus esfuerzos en explicar el origen de todas las cosas. Heráclito de Éfeso, 2500 años atrás, en Grecia, apunta al fuego como principio natural del que todo parte.

El fuego, metafóricamente hablando, simbolizaba el movimiento y el constante cambio en el que la vida se desarrolla  “Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos.”

Heráclito fundamenta esta permanente movilidad en una estructura de opuestos, afirmando así que “la contradicción está en el origen de todas las cosas”.

Así, el oxímoron, la paradoja, la antítesis y la contradicción como concepto, han sido recursos valorados, estudiados y desarrollados a través de diferentes canales, siendo probablemente la literatura el medio más utilizado y profuso.

Es de justicia que, en el siglo XXI, la fotografía sirva para trasladar esta idea al mundo de lo visual, en forma de oxímoron, antítesis y paradojas visuales. 

Cabe destacar que la fotografía ha sido para mí el medio más sencillo y preciso para expresar y exteriorizar esta reflexión, a través de la manipulación de objetos, luz, personas y momentos de la vida cotidiana.

Tal vez sea el fruto de un carácter, de una absoluta incapacidad para optar o para afirmar. Quizá la firme creencia en que la verdad se antoja distraída cuando interceden la imagen o la palabra, y cuando arbitran los sentidos. Tal vez el Yin y el Yang interpretar que no habría guerras en un mundo sin amor. Quizá los estragos que produce la fe en en oriente. Quizá mi absurdo raciocinio al busca de razón. Quizá el parecido entre el átomo y las formas más inmensas del universo. Tal vez la comprensión ante la violencia engendrada por quien defiende al indefenso.

Tal vez nada de esto. O todo. En cualquier caso, siempre serán las reflexiones de uno cualquiera. Sea bienvenido a usted mismo/a. (Cesar Casona)

© Cesar Casona | Web

Todas las imágenes se han llevado a cabo sin utilización de retoque digital alguno.

Dejar una respuesta


*