Intento no sólo causar un impacto visual sino que
cada imagen envía un mensaje, una idea o un propósito.
Percibo el tatuaje como una forma de expresión artística.
(Ramon Maiden)

Se define a sí mismo como adicto al vintage, maníaco del arte, apasionado por el tattoo e incansable viajero y viendo su obra no podemos más que sumarnos a tal descripción, Ramon Maiden (Barcelona, 1972), pintor e ilustrador autodidacta capaz de absorber cuanto le rodea y le interesa, de atesorar culturas propias y ajenas que luego traslada a su pintura.

Detallista hasta la saciedad, en su obra encontramos desde pin-ups, virtuosas y angelicales féminas o imágenes religiosas perfectamente tatuadas con sus bolígrafos de tinta azul, intervenciones con las que el autor lanza una crítica incisiva y un tanto sarcástica.

Irreverente y provocador, lo mismo tatúa a Jesucristo rodeado de pérfidas serpientes representantes de todo mal que a la más sensual de las pin-ups, una divina amalgama con la que Maiden plasma su universo personal, nos trasmite la idea de que el arte es, ante todo, vida; y en ocasiones, una auténtica terapia.

© Ramon Maiden | Web

Dejar una respuesta


*