Abel Azcona: “Nací roto, no me vengáis ahora con que me estoy rompiendo”

expoHa sido el responsable la inauguración de Marte este año, Abel Azcona presentó por primera vez en público (no se si por única) Exp. 09812. Un ejercicio que resultó doloroso e intenso. Nos ha hecho vivir y sentir, empatizar con lo que teníamos delante, recrear lo que vivió, una suerte de autorretrato despersonalizado que nos invita a compartir sus vivencias, que nos tienta a transitar por sensaciones que quizá no estemos dispuestos a explorar… o si.

El artista, que ha asistido durante todos los días de la feria, ha participado de diversas formas, desde impartir un workshop sobre performances, a la instalación y performance art, The Shadow, de la que ya hablamos en este espacio, y en la que los asistentes han podido participar; también ha expuesto obra fotográfica en la galería Serendipia, con la que también han contado en Marte, bajo la dirección de Alicia H. Hevia; y de paso, ha tenido un rato para una entrevista de la que me siento más que orgullosa.

Abel entiende el arte ante todo como un medio de descubrimiento personal, con su obra despierta sensaciones: positivas, negativas, placenteras, críticas, reflexivas…. Atraviesa al espectador en cada una de sus performances, nos obliga a ir más allá, a rebuscar, a encontrarnos con algo muy personal; que alegre o molesto, será exclusivamente nuestro.
Conocerle ha sido amarle y querer compartir su dolor, aún a sabiendas de que un dolor profundo, casi arcaico como el suyo difícilmente se comparte, así que después de un par de copas de un exquisito Ribera creo estar preparada para enfrentarme a la conversación con Abel.

A1CGalería: Siempre me he preguntado… ¿Tu dolor interno te ha llevado al arte, o fue el arte el que hizo que sacaras a la luz ese dolor?

Abel Azcona: No, yo creo que el dolor interno ha estado siempre, de niño me sentía realmente diferente, complejo, era un niño que no se podía expresar, bastante asocial, y eso hacía que no tuviera herramientas para seguir adelante; al mismo tiempo, era un niño bastante creativo, de forma que llegue un día a darme cuenta que si unía ambas cosas, es decir, mi factor de niño problemático y complejo con mi factor de niño creativo se podía hacer una buena fusión para crear una herramienta resiliente y poder avanzar.

A1CGalería: ¿Te está sirviendo entonces como sanación?Abel Azcona: No creo en la palabra sanación puesto que la palabra implica cura, creo más en el arte como catarsis, como herramienta de autoconocimiento o de resiliencia.

Tu abandono me alimenta

A1CGalería: “Cuando el dolor interno es tan fuerte, el dolor externo llega a desaparecer” esta cita tuya ¿es real? ¿es así de verdad? ¿olvidas el dolor? ¿no lo sientes?

Abel Azcona: Cuando tienes un dolor continuo, un dolor interno, un dolor que llega a la enfermedad mental llega un momento en que no lo sientes, no quiere decir que físicamente no lo sientas, en las accione en las que me inflijo dolor, lo siento, no soy una persona asensorial, de hecho, si me gustara el sadomaso o fuera asensorial no tendría ningún sentido que hiciera lo que hago, no tendría valor, siento el dolor como cualquier otra persona; y no me gusta el dolor, ni me pone, ni me excita, de hecho tengo el umbral del dolor bastante bajo, de alguna forma pienso que ese reto se contrarreste con mis sentimientos interiores, es una forma muy clara de mostrarme al público que no me conoce, mostrarle desde el exterior lo que siento interiormente.

A1CGalería: ¿Qué te impulsa a desarrollarte artísticamente en la performance?

Abel Azcona: Realmente lo que a mí me extraña es que cualquier artista contemporáneo que decida iniciarse en el arte se decida por cualquier otra herramienta que no sea la performance, porque estamos hablando de arte contemporáneo, y como tal es una herramienta crítica social y política y ¿qué hay más crítico que el propio cuerpo? Creo que la performance es la madre del arte contemporáneo, es la disciplina que abarca todo, la fotografía, la escultura, el video, la instalación, y a uno mismo; en lo contemporáneo exploramos lo interno, lo político, lo social, lo personal, tal como el yo externo, el yo ajeno, el yo que emanamos y que los demás pueden percibir de nosotos mismos; para mi, la performance en ese sentido que es el cuerpo vivo, el cuerpo en acción, el cuerpo mostrado tal y como es al público, sin tapujos, sin tapaderas, completamente extasiado, borracho, dormido, drogado, sangrante, ¿qué es más performativo, y sobre todo más contemporáneo y artístico que eso?

A1CGalería: Se pude decir que te ofreces al espectador?

Abel Azcona: Para mí si, de alguna forma el artista contemporáneo, es el artista kamikace que es capaz de no poder filtros; un lienzo, una escultura, un trozo de barro, una fotografía es una especie de barrera que el propio artista pone entre él y el espectador, nos inventamos esos formatos para tener una pequeña barrera, para mostrar cosas a través de un filtro, y yo no quiero espejos, no quiero ventanas, no quiero paredes, quiero un espectador que esté conmigo, que se desnude conmigo, que vomite, que le salgan eccemas, que grite, que me odie, que diga que lo que hago no es arte, que me denuncia ante la policía….

A1CGalería: Estás considerado como uno de los mayores exponentes de la performance en el momento actual¿cómo encaja eso en tu vida, en tu forma de bucear en tus experiencias?

Abel Azcona: Hace casi 10 años conseguí dejar mi vida completamente expuesta, y como la gente ya la conoce, navego a través de ella, como mi trabajo es mi vida llega un momento que mi trabajo evoluciona con mi propio yo, con mi propio caminar, y eso construye o deconstruye, hablo mucho de mi vida pasada, hasta el extremo que a veces ponen antes Abel Azona-hijo de puta que Abel Azona-artista interdisciplinar. De ahí que haya que tener en cuenta que estamos hablando de un párrafo cliché que todo el mundo conocemos de Abel Azcona pero todo eso implica una existencia real, estamos hablando de una persona al que abandonaron de pequeño, que no tiene familia, que no tiene una serie de condiciones y que tiene un trastorno límite de personalidad y una serie de problemáticas a la hora de vivir, y que con el arte crea una especie de catarsis, eso no quiere decir que sea solo un hombre que tiene una historia muy interesante que contar y decir, oh, este chico qué valiente, no…. esto implica, que este chico tiene una serie de problemas diarios de todo tipo, problemas de consumos, conductas reiteradas de lo que era mi madre, ingresos en psiquiatría bastante a menudo, un día a día que hace que sea difícil llevar una vida real de artista, exponer diariamente, tener unos contratos de trabajo, porque realmente yo soy una persona que salgo de psiquiatría a menudo, tengo consumos a menudo, y aún así, yo creo en ese artista total, en ese artista que se expone tal y como es, y si yo en ese momento, ese día lo que soy es una persona que tengo el trastorno límite en el límite y es lo que tengo que mostrar, pues lo muestro así, sin filtros.

 

Giving Birth | Fotografía © Dario Missaghian

A1CGalería: Veo que no tienes límites ni a la hora de crear ni a la hora de ser ¿Cuál ha sido la acción que más te ha removido?

Abel Azcona: Creo que un poco todas a su manera, cada acción llega en su momento correcto, de alguna forma todos en algún momento cambiamos en cuanto a gustos, en cuanto a ideas, en cuanto a todo, hay gente que nos follaríamos con 18 que no nos la follaríamos con 36, de alguna forma ocurre que esto es igual, creo que hay momentos en mi vida que tengo que explorar heridas que me abren totalmente en canal, y que me dejan descarnado corporalmente, incluso en las que mi cuerpo sangra, y hay momentos en que estoy como ahora, que me interesa casi menos ese cuerpo dolido en el suelo, sangrando, vomitando, que la gente valora como una provocación, y llega un momento en que me interesa menos esa provocación física y más que sea una provocación mental, es decir, algo más naif, algo más minimalista, una instalación mucho más básica, pero que con la que busco que cuando el espectador entra en ello, profundiza, donde le provoca, donde explota, donde le crea una repulsión es en la cabeza, en lo que siente.

Los proyectos de carga sexual en general, aquellos en que sale a a luz el abuso que tuve de niño, proyectos en los que he ejercido la prostitución, esos proyectos me han dejado realmente tocado, en muchos de ellos, he necesitado después ayuda psicológica. La gente cree que Abel Azcona es un tío que está pasado de rosca, no siento dolor, todo le da igual, y no es así, soy una persona que hasta hace no mucho me he considerado relativamente asexual, lloraba cada vez que alguien me tocaba, me dolía todo, me encerraba en una habitación durante meses y no salía, estaba ahí encerrado por no ver a nadie, de forma que cuando una persona me toca en un proyecto, siento que me están violando de nuevo, siento abuso, dolor, y es algo totalmente terrible, no lo hago porque esté tan pasado de rosca que no lo sienta; si fuera así, no lo haría, porque no me implicaría nada, no me implicaría un cambio, una transformación, creo en cada una de mis performances, en cada una de mis acciones artísticas como una herramienta que me va a transformar y que lo hace a diario, y no siempre tiene que ser una transformación positiva, si esta transformación me lleva al suelo, a estar caído, incluso a la muerte, me llevará a un cambio, y será siempre un cambio político, puesto que yo nací como objeto político. Si una puta sale a la calle en los 80, drogada hasta las cejas, y cuando pide abortar no se le permite y da a luz, le obligan a tenerme, pues nazco com objeto político y si ahora tengo que estar como objeto político, dando por culo de museo o en museo, criticando el derecho a no nacer, el derecho a elegir tu propia vida, el derecho a construir tu historia…. lo voy a hacer.

 

 Empathy and Prostitution | Fotografía © Viviana Cárdenas | Bogotá

A1CGalería: Es un derecho muy respetable, aún así pudiera parecer que hay un punto de destrucción… tanto dolor…

Abel Azcona: Claro, pero no es una destrucción hacia mi mismo, yo ya nací destruido, en las condiciones en que se me obligó nacer, ya nací así, llevo casi 30 años de ventaja, es como intentar reconstruir un huevo roto, el huevo nació roto, ahora no me vengáis que si el hueco está roto y se muestra roto se está destruyendo, el huevo roto ya está, me parece de hipócritas decir, oh, estamos mostrando un huevo roto en galerías y se está rompiendo más, pero si hay está roto! si ya lo hicieron nacer roto!

Biological Meeting III | Bogotá

A1CGalería: Tu obra es crítica ¿crees que el artista, y por ende, el arte pueden hacer que la sociedad evolucione, que deje atrás sus malformaciones?

Abel Azcona: Si, creo que si hacemos un nuevo mapa evolutivo, en el último pondría al artista, llega un momento que el artista es el detonante de que las cosas cambien, somos los detonadores, durante siglos se ha creído que había un creador único que era Dios, un señor con barba que vívia en una nube, ahora ya sabemos que ese señor no existe, algunos por ahí todavía lo creen…. digamos que están en el punto del homo sapiens, y ahí es donde necesitamos otro tipo de creadores, y creo que esos somos justamente los artistas, somos transformadores sociales y precisamente ahora que está la política tan dañada, que está tan dejada, que tenemos de presidente yo creo que a la persona más inepta que se pueda elegir entre todos los españoles, tenemos también una serie de personas, que a través de la creación pueden llevar a cabo ese cambio social. Es una lucha, una pelea contra la ineptitud y la mediocridad, España está contaminada por aquéllos que nos gobiernan, enciendes la tele y ves hombres y mujeres y viceversa; y es ahí donde tenemos los artistas que pelear, para mí la tercera guerra mundial es eso, una guerra contra la mediocridad y la ineptitud, los artistas tenemos la obligación de crear un espectador transformado, consciente de una realidad, un espectador social, feminista, republicano, que tenga conciencia de cambio, y a través del arte, que es la mejor herramienta que tenemos ahora mismo. La violencia, la homofobia, el sexismo, la violencia machista, la xenofobia, todo eso son cosas que están impregnadas en un sociedad neandertal como la española, retrasada. Es el arte y la cultura la que puede conseguir esa necesaria evolución, puede acabar creando un ser superior, más libre, más humano, los artistas llevan siglos trabajando desde el arte para conseguir esa transformación.

A1CGalería: Hemos podido presenciar tu proyecto Exp. 09812, un proyecto que habías ojeado pero nunca leído al completo ¿qué ha supuesto para ti compartir algo tan íntimo?

Abel Azcona: Siento que cuando tengo algo como eso, cuando supe que lo iba a conseguir, que iba a tenerlo en mis manos sabía que lo tenía que leer así, que no podía leerlo para mí, he aprendido a hacer mi proceso personal y de crecimiento en común, como catarsis colectiva, cada vez que obtengo algo utilizo el museo o la galería para mostrarlo y tener respuestas, es como esa gente que cree en Dios y va a un confesionario donde un señor vestido de negro les cuenta una historia, pues yo donde encuentro mis respuestas es en una galería, un espacio en la calle, es mi cuerpo el que me las da, de alguna forma, cuando tuve el expediente en las manos supe que tenía que hacerlo así, sabía que iba a obtener muchas más respuestas que si lo leía privadamente.

@ Abel Azona | Entrevista | arte a un click
Exp. 09812 | Castellón

A1CGalería: Me ha llamado la atención esa despersonalización de la administración ¿ha sido parte de tu vida?

Abel Azcona: Es realmente fuerte ver como algo que es tu vida, que te afecta a diario, que realmente eres tu, los abusos son reales, el maltrato es real, el dolor es real, y todo está ahí dentro, como todo eso cuando coges un documento de 100 hojas, y lo lees, pasas a ser el 09812 y el expediente 03674, pasas a ser un engranaje del estado hasta en lo malo. Pienso que si Abel Azcona nunca hubiera salido a la luz, se nunca se hubiera desnudado, hubiera denunciado su caso, nadie hubiera sabido esto, siempre hubiera sido el 09812 y ha llegado un momento en que ese 09812 se ha convertido en Abel Azcona porque he creído en un empoderamiento del dolor, el arte como herramienta catártica. Así ese expediente se convierte en muchas cosas, creo que como mi caso hay muchos, hay víctimas de la guerra civil, que son números, y no tenemos que ser números, sino gente empoderada y que nuestras historias sean fuertes, y sobre todo, llega un momento que cuando sacamos nuestros fantasmas fuerta, no solo nos ayudamos a nosotros mismos, sino que también ayudamos a los demás, cosa que en España hace mucha falta porque somos lo más desmemoriado que conozco.

A1CGalería: El mes próximo vienes a Palma, 23 y 24 de octubre ¿donde vamos a podernos encontrar contigo?

Abel Azcona: El 23 de octubre de 19 – 21 h. haremos un encuentro en la Fundación Pilar y Joan Miró organizado por Art-Xipélag. En intimidad con Abel Azcona es un encuentro que hemos planteado de forma bastante curiosa, contrariamente a esa imagen un tanto seria que da la Institución hemos intentado ser un poco más picantes, algo más divertido, distinto de la típica conferencia; al día siguiente, 24 tengo un Workshop organizado por la Escuela Escénica Inperencia “Performa: Acciones en Aprendizaje”. De 12.00 – 18.00 h trabajaremos; y después, a las 22.00 h realizaremos un performance con los asistentes, está abierto a todo el mundo pero ya adelanto que va a ser cañero, así que si eres una persona que quiera trabajar con el cuerpo y sacar hacia afuera, estarás en el lugar adecuado, puedes inscribirte en Inperencia; es un taller de cuerpo, de desnudo, de descorporalidad, de fuerza; vamos, que llenaremos Mallorca de fuerza y cuerpo!

A1CGalería: Qué ganas de verte en la isla… y ya para acabar, aunque yo seguiría y seguiría…. ¿nos hablas de tus próximos proyectos?

Abel Azcona: Ahora inauguro varias individuales, en Tarragona”El Miracle” en la que vamos a trabajar con un montón de gente en una playa, más de 60 personas van a actuar en vivo, de ahí se va a gestar una individual que se expondrá del 15 de Octubre / 28 de Noviembre de 2015 en la galería The Grey Square, que se inaugurará a las 19.00 h del día 15 con una Performance Art en la misma galería. Aprovechando que estoy en Tarragona, El 17 / 18 de Octubre de 2015 estaré con the 18h a 20h con “The Shadow”.en El Teler de Llum, donde además expondré obra durante los dos días.Estaré también en Bilbao en Art Box Bilbao, en total son nueve individuales en dos o tres meses, todas con sus fotografías y sus performances, todas híbridas, estoy en todas, creo performance, que entren, salgan, se transformen, que hiperevolucionen, no me interesan las 4 paredes con 4 cuadros colgados, lo que implica una preparación mucho mayor. Con The Shadow que se sigue movimiento y creciendo estaré también en Tarragona y Madrid, el proyecto ha acabado convirtiéndose en exposiciones indivudales, de hecho, va a ir más allí, van a ser 500 cuadros que se llevarán finalmente a Pamplona, donde además estamos preparando Enterrados, un proyecto sobre los enterrados con hijos de víctimas del ejército franquista, tuvo tan buena acogida que se va hacer una exposición enorme, con un mural de dimensiones importantes, estará situado en una parte muy especial de Pamplona que no pudo decir todavía pero, que sin duda, va a impactar a todo el mundo.Y después tengo viajes y más viajes, el 17 de noviembre inauguro una de las exposiciones más importantes de mi carrera en Roma, en la Rossmut Gallery, ya es oficial, a partir de ahora es mi galería de referencia, la exposición esta comisariada por Diego Sileo (comisario de The Abramovic Method de Marina Abramovic en Italia). Entre diciembre y febrero de 2016 estaré en México DF con tres individuales y varias performances por las calles de la capital; en Mayo y Junio dos exposiciones retrospectivas en dos importantes Museos de Sao Paulo y Rio de Janeiro; y entre todo ello distintos viajes, y diversas individuales más en España.

Mil gracias por atenderme, ya sabe la Rossmut lo que se lleva, visto lo ocupado que estás, te agradezco doblemente que hayan tenido un momento para mí, de verdad que ha sido emocionante y emocional. Una entrevista un tanto dura que por momentos me ha tocado de manera más profunda de lo que pensaba; aunque supongo que eso es Abel Azcona alguien capaz de hacerte conectar con tu dolor interno, aunque lo creas superado, es una demostración viva de que el dolor siempre está ahí, agazapado, esperando para salir….. gracias Abel por recordármelo, os dejo ahora una de sus performances, a modo de mínima muestra….

Entradas relacionadas

© Alicia Framis | Juana de Azipuru | Arte a un Click
Alicia Framis y sus lenguajes invisibles
Paloma Navares | Museo Thyssen | Arte a un Click
El Museo Thyssen presenta “Paloma Navares. Del jardín de la memoria”
Esther Ferrer | Museo Guggenheim | Arte a un Click
“Esther Ferrer: espacios entrelazados” en el Museo Guggenheim
© Claudia Casarino | CAAM | Arte a un Click
Claudia Casarino evidencia la opresión y la violencia contra la mujer en el CAAM

2 Respuestas

  1. Pingback : Festival de Fotografía Emergente Art Photo Bcn 2017 está llegando.

  2. Pingback : La ley mordaza recibe respuesta en Palma de Mallorca

Dejar una respuesta

*