David Catá nos habla de su obra: Identidad, recuerdo y respeto

Conocí a David Catá en la primera edición de Art Photo Bcn cuando comenzó a hablarme de su obra la aparente timidez que desprende cuando lo tienes delante desapareció como por ensalmo, me emocionó oírle hablar de su familia, de sus ancestros, a los que ha integrado en su vida y en su arte, sabedor de que son parte de sí mismo, que es quien es, porque ellos fueron y son como son.

David Catá explora sus recuerdos y los sumerge bajo su propia piel, los guarda dentro de si, en su obra “A flor de piel”, un trabajo a modo de diario autobiográfico que el autor dice querer continuar durante toda su vida, es literalmente así, el autor cose en su piel la memoria de aquéllos que conforman su vida, y aún cuando luego deshaga el cosido, el conexión que se ha establecido permanece para siempre.

Ni contigo ni sin mi II | © David Catá  | fotografía | entrevista | arte a un click | A1CGalería
 Ni contigo ni sin mi II
El recuerdo se mantiene porque lo traemos a la luz una y otra vez, si dejáramos de hacerlo, si lo enterramos en nuestra mente hasta el punto de que nunca llegue a nuestro pensamiento consciente, lo perdemos, olvidamos; trance por el que no parece querer pasar David Catá, trance por el que nadie debería tener que pasar, la importancia del recuerdo, de lo que has vivido, de con quién lo has vivido, de aquello que vivieron quienes te precedieron te convierte en lo que eres, te hace “ser”. En el fondo si dejamos o no huella, muchas veces, depende más de aquél que nos recuerda que de nosotros mismos.

Una obra íntima e intimista que gira en torno a cuerpo, memoria y tiempo y que nos deja un regusto a evocación, reminiscencias de lo que somos, lo que fuimos y seremos.

El artista sigue investigando porque investigar es parte sí, en sus últimos trabajos traslada la intervención sobre su cuerpo al cuerpo de otros, así en “Déjame volar” proyecto compuesto por fotografía y escultura reflexiona sobre lo pasajero de la vida y lo hace colocando sobre sus fotografías algo tan efímero y volátil como las semillas de la flor de diente de león.

A1C: ¿Cuando y porqué comienzas en el mundo del arte?

David Catá: El arte siempre ha formado parte de mi vida, desde muy pequeño. Mis padres son los propietarios de un comercio de muebles, enmarcación y material de arte y he crecido rodeado de cuadros.

Me gustaba sentarme en las escaleras del colegio para dibujar mientras mis amigos jugaban en el patio. También me interesé por la música, empezando con 8 años mis estudios de acordeón en el Conservatorio Profesional de Música de Viveiro.

Aunque siempre me he decantado por el mundo de las artes, no fue hasta mi segundo año en la licenciatura de Bellas Artes cuando sentí que realmente quería dedicarme a esto.

Terminados mis estudios en la Universidad de Pontevedra, gané el primer premio del Certamen de la Diputación de Ourense, gracias al cual pude pagarme parte de la matrícula del Máster Fotográfico Concepto y Creación de EFTI, que realicé en Madrid. A1C:  Tus influencias artísticas…

Cicatrices abiertas | © David Catá  | fotografía | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Cicatrices abiertas

David Catá: Me resulta muy difícil analizar mis referentes, puesto que lo que más me influye en el proceso de creación es un sonido, una emoción, un sentimiento…

Pero si tuviera que nombrar a algún artista, Marina Núñez sería una de mis primeras influencias: me dio clase de pintura durante la carrera. Me gusta especialmente la obra de Cristian Boltansky, Levi Van Veluw, Gregory Crewdson… 

A1C: Coincidimos en gustos; y como Boltansky también eres multidisciplinar ¿te sientes más cómodo en una disciplina que en otra?

David Catá: Me siento cómodo en todas ellas, no podría decantarme por una en particular. Cierto es que empecé en el mundo de la pintura; la escultura, el video, la instalación o la fotografía eran auténticos desconocidos para mí, pero poco a poco fui descubriéndolos y comencé a expresar mis inquietudes a través de ellos.

A1C: A mi tus pinturas me arrastran la verdad, y tu temática… tus relaciones familiares deben ser excelentes ¿qué te hace decantarte por la familia como base de experimentación?

David Catá: Tengo la suerte de poder decir que tengo una magnífica relación con ellos, aunque como en todas las familias, surgen algunos problemas, es algo normal.

El desencadenante que me llevó a tratar estos temas en mis proyectos se dio durante mi pubertad, sobre los 14 o 15 años. En aquella época, pasaba la mayor parte de las tardes con mi bisabuela, que solía contarme historias familiares, anécdotas, dichos populares… El vínculo establecido entre ambos fue muy fuerte. Todas esas intensas conversaciones provocaron en mí la necesitad de buscar una vía de escape mental, llegando a convertirse casi en una obsesión. 

Olvidos recordados | © David Catá  | pintura | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Olvidos recordados  

A1C:  Conocer tus raíces te puede llevar por camino oscuros, aún así, ¿Tus “protagonistas” son siempre de tu entorno familiar?

David Catá: No siempre trabajo con gente de mi entorno familiar, aunque sí son predominantes. También trabajo con amigos y personas importantes en mi vida. En mi último proyecto, que podréis ver próximamente, estoy empezando a aparecer yo como protagonista. En cierto modo, lo era también en los anteriores, pero de forma más indirecta. 

A1C: ¿Como te planteas iniciar un proyecto como A flor de piel? ¿desde el primer momento lo imaginaste como un work in process vital?

David Catá: Todos mis proyectos surgen de una forma muy natural. A flor de piel nació tras una investigación previa en la que también utilizaba mi cuerpo como soporte. Al principio, cuando realicé el primer retrato del proyecto, el de mi hermano Javi, me asaltaron los miedos: ya había recibido alguna crítica por practicar cosidos en la palma de mi mano, pero en este caso el cosido adquiría mayor presencia, importancia y fuerza, cosa que llevó a que me replanteara las cosas. Tengo que admitir que pensé en no sacarlo a la luz, pero la necesidad de seguir retratando a estas personas cobraba más y más fuerza en mí. Fue entonces cuando me di cuenta de que no debía ponerme límites en lo que a creación se refiere (ni en ningún otro aspecto), no tenía ningún sentido reprimir esa necesidad y menos aún temer la reacción de la gente. Para mí es un proyecto muy importante y significativo; marcó un antes y un después en mi modo de mirar, obligándome a ser fiel a mí mismo y a mi manera de ver el mundo. 

A1C: ¿Y cómo llevas el dolor físico? ¿lo consideras necesario para expresarte?

David Catá: El dolor físico es casi inexistente, por lo tanto lo llevo muy bien. Son cosidos superficiales. No considero que el dolor sea necesario para expresarme, pero sí el procedimiento que empleo. Cuando hablo de dolor, no me refiero al físico, sino a un dolor emocional que vas más allá del cuerpo, exactamente igual que el mensaje que quiero transmitir con el proyecto. 

Mi piel es tu piel | © David Catá  | pintura | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Mi piel es tu piel 

A1C: Esa forma de “agarrarte” a los recuerdos…. ¿Tienes miedo a la pérdida?

David Catá: Me agarro a las emociones que suscitan esos recuerdos. No tengo miedo a la pérdida, es algo que forma parte de la vida y con lo que hay que aprender a convivir, lo que no significa que no duela. 

A1C: Hablemos de pintura, ¿porqué el retrato? ¿qué parte de ti hay en cada uno de ellos? ¿Y qué parte de ellos te alcanza?

David Catá: En mis cuadros, como dices, el punto predominante y común a casi todos es el retrato. Siempre me ha seducido la expresividad del rostro; me encanta la idea de poder llegar a plasmar con mis pinturas el alma del retratado, jugando con la simbología que considero muy característica en mi trabajo (puertas, escaleras, luces, hilo…). Aunque en estos retratos no aparezca yo representado, todo lo que entrañan habla de mí, más incluso que del propio retratado. 

A1C: ¿Qué es lo que te gustaría que el espectador sintiera al enfrentar tu obra?

David Catá: No busco un sentimiento en particular, pero sí sé lo que no busco: la indiferencia. El día que esto ocurra, me replantearé mi trabajo y mi manera de crear. En cada una de mis obras dejo parte de mi y lo que busco es que el espectador encuentre en eso algo con lo que se sienta reflejado e identificado. En alguna ocasión, he visto a gente emocionarse delante de alguna de mis obras; para mí esa es la mejor de las recompensas.

A1C: El tiempo, como parte de la vida. aparece constantemente en tu obra ¿Cómo consigues plasmarlo de manera tan precisa? 

David Catá: A través de la metáfora, utilizando elementos simbólicos que hacen referencia al tiempo o tienen una gran connotación social con este factor. Es algo que me preocupa mucho: cómo incide sobre la vida el poder de evocación de los objetos, un recuerdo… Por este motivo, me valgo de múltiples técnicas en un mismo proyecto: tratando de transmitir el concepto de esta forma, mi mensaje es más completo. 

A1C: ¿En qué momento y porqué decides trasladarte a Berlin? 

David Catá: Mi decisión de mudarme a Berlín nació como consecuencia de una mala etapa. Llevaba una temporada replanteándome prácticamente todos los aspectos de mi vida y no fue hasta el momento en el que toqué fondo cuando decidí que ya era hora de lanzarme a la piscina. Siempre había querido irme al extranjero pero no lo había hecho por diversos motivos, aunque principalmente era por miedo.

En una feria conocí a la que se convertiría en una gran amiga: Irene Cruz. Ella me animó a irme a Berlín, ciudad en la que vive desde hace 2 años. Lo cierto es que al comentármelo, algo se encendió en mí; prácticamente ni lo pensé, seguí mi instinto y a las dos semanas estaba mirando fechas, vuelos y planificando todo lo planificable para emprender la que se convirtió en la mayor de mis aventuras hasta el momento. Espero que se me crucen muchos más cables de ahora en adelante. 

A1C: Finalmente, háblanos de tu próximo proyecto y/o exposición….

David Catá: Tengo multitud de proyectos en mente, algunos avanzan más lentamente que otros. Llevo años trabajando en un proyecto que trata sobre mi problema de audición, uniendo mi pasión por la música con el arte. Ahora parece que va cogiendo ritmo y espero poder acabarlo este año.

A su vez, durante mi estancia en Berlín, realicé un proyecto que sacaré a la luz en las próximas semanas. Habla sobre cambio, sobre el rastro y la huella, realizando una metáfora entre mi cuerpo desnudo, el que fue mi hogar y el polvo resultante de la quema de carbón, con el que calentaba mi piso en Berlín.

En lo que a exposiciones se refiere, el 24 de abril inauguré mi exposición individual “Déjame volar”, en Colectivo Imagen (Fuengirola), una exposición que habla sobre lo efímero. También se puede visitar hasta junio “En estado latente”, exposición individual en Logroño.


Me dejas sin palabras David, lleno de energía, voluntad y ganas de transmitir emociones, gracias por atenderme, y sobre todo gracias por permitirnos conocerte un poco más.

Dentro de unos días os hablaremos de las exposiciones de David Catá, solo esperamos que, aún viviendo en Berlin, tengas siempre un hueco para traernos tu obra, ahora os dejo una parte de ella para que podáis conocer más si cabe a este magnífico artista.

Secuelas | © David Catá  | pintura | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Secuelas
Dejame volar II  © David Catá  | fotografía | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Dejame volar II  
Dejame volar III Portarretratos |   © David Catá  | escultura | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Dejame volar III, Portarretratos
Llorones |   © David Catá  | pintura | entrevista | arte a un click | A1CGalería
Llorones
Sonidos ahogados | © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Sonidos ahogados 
Mi vida a flor de piel | © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Mi vida a flor de piel  
Dejame volar II  | © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Dejame volar II 
Bajo mi piel| © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Bajo mi piel
Raíces y Alas | © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Raíces y Alas  
Cimientos | © David Catá  | fotografía| entrevista | arte a un click | A1CGalería
Cimientos

© David Catá | Web | @DavidCata
Mila Abadía

Entradas relacionadas

Encuentros | Ferias de Arte
Encuentros entre Corneilles y Cenizas, nuestra propuesta para Art Photo Bcn
3 Media Partners + 3 proyectos + 1 feria = Room Arte Fair
Los Sonidos Ahogados de David Catá
David Catá y Déjame volar en la Galería Contraluz

Dejar una respuesta

*