La niñez nos alcanza en la fotografía de Alastair Magnaldo

    Alastair Magnaldo compone una fotografía en la que los límites entre realidad, magia y poesía se confunden al tiempo que se confabulan para mostrarnos mundos mejores de los que actualmente habitamos.

    El autor manipula imágenes para construir mundos llenos de fantasía, mundos que parecen recién extraídos de los sueños de la niñez, con una simbología recurrente en la que el cielo y la naturaleza son temas constantes. Como si sus mundos surgieran directamente de la mente de un niño, Alastair Magnaldo nos invita a soñar, a descubrir la narración escondida en cada fotografía, tal como lo haría un niño.

    Una fotografía amable, divertida y digna de ser vivida, pararnos por un momento y dejarnos invadir por la frescura de sus imágenes puede que no nos haga mejores personas, aunque seguro que por unos minutos dejaremos atrás cualquier traza de malhumor o de mal pensamiento hacia terceros, tal es la magia que rezuma su obra.

    No me gusta que la fotografía tenga límites por eso siempre sueño con paisajes. Para mí, un paisaje se extiende más allá de su estricta representación, es una invitación a la imaginación. Una invitación a los sueños y la poesía, donde cada detalle tiene su propio sentido, cada elemento su uso y cada escena una historia.

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería

    © Alastair Magnaldo | fotografía | fotomanipulación | surrealismo | arte a un click | A1CGalería
    © Alastair Magnaldo | Web
    Mila Abadía | Jose L. Calleja

    Entradas relacionadas

    Somos plenamente libres. Las mujeres artistas y el surrealismo | Museo PIcasso Málaga | Arte a un Click
    La rebeldía de las mujeres artistas y el surrealismo en el Picasso de Málaga
    © Noé Sendas | Fotografía | Arte a un Click | A1CArtes
    Noé Sendas… cuando el glamour persiste y persiste
    © Bruce Holwerda | Ilustración | Arte a un Click | A1CArtes
    Bruce Holwerda da vida a sus personajes con cada mecanismo
    © Gonzalo Bénard | Fotografía | Arte a un Click | A1CArtes
    Gonzalo Bénard. Una mirada intensa y surrealista

    Dejar una respuesta

    *