Pelayo Zurrón nos habla de su particular Paraíso desnudo.

La fotografía de Pelayo Zurrón nos lleva a transitar mundos surreales y oníricos, aunque a la vez mundos reales, aquellos de los que todavía podemos disfrutar, no se sabe si por mucho tiempo si tenemos en cuenta la capacidad del humano para intervenir y, muchas veces, destruir su entorno.

En su serie El Paraíso desnudo, una obra que parece fluir paralela a su propia vida, nos muestra la conexión inevitable entre humanidad y naturaleza.

Cuerpos femeninos, bellos, en perfecta simbiosis con la naturaleza también femenina, también perfecta.

El paraíso desnudo gira en torno a la realidad y a la fantasía, a la vida y a la muerte, a lo temporal y a lo infinito. 

Conocí el trabajo de Pelayo el pasado febrero en jäälphoto, supe que en algún momento lo tendríamos en este espacio, ese momento ha llegado y para conocer un poco más su obra le hemos pedido que nos conteste a unas preguntas.

A: Cuando vi tu trabajo por primera vez investigué un poco y comprobé que la fotografía no es la única disciplina artística en la que te desarrollas, videoarte, dirección de arte, publicidad ¿con qué te sientes más cómodo?


P.Z: Aunque mi niña mimada siempre será la fotografía, considero que cada disciplina tiene su momento. Intento que todo fluya de forma instintiva y disfrutar de cada proyecto, al fin y al cabo tan solo son herramientas de un mismo denominador común “la creatividad”. Creo que todas ellas han de estar siempre al servicio de la idea y no a la inversa. Pero también es cierto, o al menos en mi caso, que existe una retroalimentación continua entre todas las disciplinas con las que me desarrollo día a día. Aún así, la libertad a la hora de trabajar es la única que realmente puede hacerme sentir cómodo a día de hoy. 

A: Tus influencias….        
                                                                          
P.Z: Me cuesta siempre mucho responder a esta pregunta, aunque creo que tengo una evidente predilección por el surrealismo que en mayor o menor medida siempre acabo reflejando en todos mis trabajos. Desde muy pequeño ya absorbía todo lo que caía en mis manos e intentaba representarlo a mi manera y así fui creando el filtro con el que hoy observo el mundo. La pintura, la fotografía, el cine, la música, la filosofía y la poesía me acompañan en mi día a día. Guardo un especial cariño a muchos artistas que siento mas cercanos a mi concepto de expresión artística pero evito el sentirme excesivamente influenciado por ninguno de ellos. Soy un poco ecléctico en ese sentido por lo que me resulta complicado fijar mis influencias en unos pocos nombres. Pero si tuviera que resaltar uno sobre todos los demás, ese sería sin duda alguna Salvador Dalí. 

A: El Paraíso desnudo se inicia en 2007, un proyecto que sigue creciendo ¿forma parte de tu tránsito vital?            
                                                                                       
P.Z: El paraíso desnudo es mi mejor autorretrato. No encuentro mejor manera de mostrar al mundo quien soy. Con este proyecto desnudo mis sentimientos y los muestro sin mascaras a todo aquel que se acerque a él. Para mi es un proyecto vital que crece día a día en todos mis viajes de forma innata y perenne.    

A: ¿Porqué el desnudo femenino?    
                                                  
P.Z: Desde un principio la idea siempre fue plasmar y desnudar mis sentimientos en cada obra, transmitir mis inquietudes y con ellas todo lo bueno y malo que ocurría y sentía a mi alrededor. El autorretrato limitaba mucho mi concepto de trabajo y no me permitía ser tan minucioso como me gusta ser tanto técnica como conceptualmente. A veces es necesario verse desde fuera para comprenderse a uno mismo. Y quien mejor que una mujer para representar la belleza de un sentimiento puro. Siempre me sentí muy atraído y cercano a la psicología femenina, hecho supongo debo en gran medida a mi madre y a mi abuelo. Ambos me enseñaron a observar y respetar su poder. Así que embriagado por su psique, su fuerza, sus curvas y su facilidad para exteriorizar  sentimientos sin falta de palabras, me enamoré. 
A: ¿Hasta donde llega la crítica a la sociedad como destructora de la naturaleza en tu obra?   
P.Z: Hoy en día en mayor o menor medida todos estamos al corriente del incesante y duro daño que producimos a nuestro ecosistema. De forma individual poco podemos hacer para evitarlo, por eso es necesario que exista un continuo movimiento de concienciación hacia nuestra sociedad. Para esto ya existen grandes organizaciones por todo el mundo trabajando duramente. El problema de este intento de concienciación viene cuando nuestra sociedad no conoce ni ha vivido lo que supuestamente debe proteger. Y aquí es donde intento aportar mi granito de arena. Intento llamar la atención del espectador y me sorprende que este siempre se cuestione la veracidad de lo que ve, justificando la belleza con la simple manipulación digital. No existe desvirtuación digital ni en mis figuras ni en sus paisajes. Mis obras son reales, esos paraísos existen y están mas cerca de lo que imaginamos. El paraíso es un regalo que solo podemos disfrutar en vida y hasta que no entendamos esto no podremos parar su destrucción. 

A: ¿Cuál dirías que es tu particular Paraíso?
P.Z: La playa del silencio en Asturias es sin duda mi santuario predilecto. Allí me siento protegido y en paz conmigo mismo. Aunque siempre encuentro un rinconcito especial allá donde voy. Hace pocas semanas regresé de lo que considero un viaje imprescindible para comprender la magia de nuestro mundo. Recorrer Islandia ha supuesto para mi una experiencia inolvidable y mas que recomendable, obligada. Sentí el rugido de la naturaleza susurrándome quien manda aquí realmente. No olvidemos que ella fue la primera en crear y será la última en destruir.

A: Háblanos de tu proyecto “El figurativismo del subconsciente”, ¿cuando y donde se expondrá?

P.Z: El figurativismo del subconsciente nace como estudio de mis procesos creativos mas que como un proyecto en si. Quería enfrentarme a mi mismo sin la influencia de un espacio que edulcorara mis sentimientos. Así que me encerré 4 días en un estudio improvisado sobre fondo negro, luz tenue y con la persona que mejor ha sabido defender y representar mis sentimientos delante de una cámara a día de hoy. Creo que la conexión y respeto entre fotógrafo y modelo en este tipo de proyectos es indispensable y por ello siempre intento trabajar con gente que sea especial y cercana a mi vida. Fue un trabajo muy duro para ambos pero especialmente para la modelo. Muchas horas de trabajo desnudando sentimientos no siempre gratos. Una lucha continua entre el dolor físico y el psicológico.                                                                                          
El proyecto verá la luz a primeros del 2015 por primera vez y constará de fotografía y video. Algunos ya han podido ver un adelanto en la pasada edición de Jäälphoto donde presenté el video en una de las conferencias programadas por el festival. Aún no tengo fechas cerradas con ningún espacio o Galería pero ya tenemos varios frentes abiertos.

A: Tu próximo proyecto y/o exposición…

P.Z: Actualmente y de forma paralela estoy trabajando en varios proyectos a la vez. Algunos son proyectos muy difíciles de desarrollar ya que además de la parte conceptual dependen de factores nada fáciles de provocar. Todos ellos siguen la línea del lenguaje visual creado a partir del paraíso desnudo. Llevo trabajando mas de 5 años en muchos de ellos y poco a poco iré cerrando ciclos. Mientras tanto el paraíso desnudo sigue su gira y estará expuesto desde el 27 de septiembre en la Galería Cervantes 6 de Oviedo bajo el nombre Ósmosis: tierra-piel en el que Irene Cruz y yo fusionamos trabajos bajo la mirada de nuestra comisaria Nuria García. El siguiente paso de el paraíso desnudo en solitario será viajar al MUSI de Langreo un espacio que me ha llamado especialmente la atención por su peculiaridad ya que ha sido construido en el interior de una impresionante torre de refrigeración de la antigua fábrica siderúrgica de la zona.
Gracias por hacer que la rueda nunca deje de girar y por vuestro apoyo diario al mundo del arte. Ha sido un placer charlar con vosotros.
Gracias a ti Pelayo, descubrir los paraísos internos de un artista siempre es un lujo para nosotros, en tu caso además un lujo muy cercano; estaremos pendientes de la próxima exhibición en Langreo, esperamos contarlo aquí, en cuanto a Ósmosis: tierra-piel ya os hablamos en este espacio la pasada semana.

Podrás encontrarlo en su facebook y en su web.

Image and video hosting by TinyPic

Si te gusta lo que ves, déjanos tu mail

Entradas relacionadas

© Helena Almeida | Corpus | IVAM | Arte a un Click | A1CExpos
Corpus: Un recorrido por la obra de Helena Almedia en el IVAM
© David Uzochukwu | fotografía | Arte a un Click | A1CArtes
David Uzochukwu | Juventud personal frente a madurez creativa
© Ata Mohammdi | fotografía | Arte a un Click | A1CArtes
Ata Mohammadi| El objeto como metáfora
Elena Helfrecht | Exorcizando demonios

4 Respuestas

  1. Gracias, Mila por compartir los trabajos de Pelayo Zurrón que son muy interesantes, más casi por la belleza de las fotografías que por la inserción del cuerpo de una mujer bella en ellas. Mejor aún la explicación e interpretación que nos das.
    Un fan adicto a Art a un Click.

    Saludos y Feliz día!!!

Dejar una respuesta

*