Bae Joonsung. Movimiento externo.

Kwangju, Corea del Sur (1967)

El autor combina pintura y fotografía utilizando un dispositivo lenticular para simular sensación de profundidad, imágenes cambiantes o móviles al visualizarlas desde diferentes ángulos, nos traslada la sensación de que la imagen se anima a medida que nos desplazamos frente a ella, de esta forma Bae Joonsung consigue mover de sitio al espectador que se encuentra ante una obra estática, cual bodegón y en la que, sin embargo, la sensación de movimiento es completa, la obra desarrolla así una actividad que hace que el espectador, ante cada una de sus obras no sepa muy bien donde colocarse.

Los personajes de su obra toman vida de tal manera que la primera vez que vez una obra suya puedes llevarte más de una sorpresa, una forma de relación entre fotografía y pintura con composiciones en las que el autor pone en evidencia el vouyerismo intrínseco del visitante.


Evidentemente este medio no es la mejor manera de disfrutar de la obra de Bae Joonsung, aún así merece la pena conocer su trabajo.

Aquí lo encontrarás

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Si te gusta lo que ves, déjanos tu mail

Entradas relacionadas

© Benjamín García | Pintura | Arte a un Click
Benjamín García. Trazos de suavidad y crudeza.
La barroca obra que Luke Hillestad trasladada al S. XXI
Kehinde Wiley | Revolucionando el retrato
Dignidad y humanidad en las acuarelas de Mary White

Dejar una respuesta

*