Stephan Balleux | Brochazos enérgicos y exactos

Bruselas – 1974

Sus brochazos arman y desarman el rostro de sus personajes pasando del estallido de color a la falta de él para mostrarnos una personalidad fuerte e innovadora que parece dar rienda suelta a la brocha, como si por sí misma fuera la creadora.

Sun pinturas nos acercan sensaciones y sentimientos a través de las deformaciones de los rostros haciéndonos comprender lo que siente cada uno de sus personajes, a quienes inserta en escenarios al tiempo reales e imaginarios buscando la incomodidad del espectador, hasta hacernos perder la certeza de lo que es real y lo que no, sin duda un enamorado de las dobles interpretaciones, del equívoco y del truco visual.

Voraz rastreador investiga lo que la fotografía y el video le pueden ofrecer por su precisión visual, tantea cómo la escultura clásica y el diseño digital en tres dimensiones se pueden relacionar entre sí, o explora la idea de cuadro como objeto, tratando de determinar qué se activa en el interior del observador para que una obra le seduzca y otra no.

Lo atractivo del blanco y negro yace en que, gráficamente, lo que sugiere son preguntas con lo que la libertad de interpretación se multiplica.

© Stephan Balleux | Web
Mila Abadía | Jose L. Calleja

Dejar una respuesta

*