Isla de Corón, Filipinas. Un paraíso a conservar.

Se encuentra a 310 km al suroeste de Manila Filipinas.
La isla es parte de los dominios ancestrales del pueblo
indígena Tagbanwa.

Está llena de rincones intactos, con lagunas azules y las aguas más puras y
limpias de Filipinas,  todo, rodeado de
formaciones rocosas únicas, acantilados de piedra caliza que parecen auténticas
obras de arte.

A su alrededor las formaciones de rocas la hacen sumamente
idónea para el snorkel, con una visibilidad bajo el agua que se extiende hasta
los 24  km, además de contar con aguas a
menudo en calma, tiene un coral de excelente calidad y es, además, uno de los
destinos más visitados de buceo con barcos hundidos en la zona, el aumento del
turismo puede llevar, si no se le pone remedio, a la pérdida de este paraíso.
Aún así , hoy por hoy, ese paraíso de pequeñas lagunas e
increíbles paisajes kársticos, todavía nos permite disfrutar de desiertas playas
de arena blanca,  ensenadas, peñascos, acantilados, pozos,
arrecifes, lagos interiores, un sin fin de paisajes en los que perdernos.

Image and video hosting by TinyPicAlguien la ha visitado?, anímate y cuéntanos cómo lo viviste, y si tienes fotos que quieras adicionar a las nuestras, serán bien recibidas, por supuesto dejaremos constancia del autor.

Si te gusta lo que ves, déjanos tu mail

Entradas relacionadas

El arte de la naturaleza nos dice “hasta pronto”.
Valle Jiuzhaigou. El valle de las nueve aldeas
El Kelimutu y sus lagos de colores.
Dracula Simia. La orquídea con cara de mono.

Dejar una respuesta

*