Es una formación modelada por el viento, situada en una
reserva protegida Paria Canyon-Vermilion Cliffs Wilderness , Arizona.
Estudios científicos han determinado que la Ola eran dunas
de arena que con el paso de los siglos se convirtieron en roca compacta dura
calcificada en capas horizontales y verticales, se pueden encontrar también
piscinas naturales dejadas por alguna tormenta reciente.

Para llegar a la increíble formación de la Ola de Arizona hay que realizar una
excursión de casi 5 kilómetros a través de paisajes escarpados, y caminos que
ascienden por calzadas de hasta 107 metros de altura, y esto, después de haber
obtenido uno de los 20 permisos que se conceden al día. Dicen que es uno de los paraísos de los fotógrafos.

Entradas relacionadas

El arte de la naturaleza nos dice “hasta pronto”.
Valle Jiuzhaigou. El valle de las nueve aldeas
El Kelimutu y sus lagos de colores.
Isla de Corón, Filipinas. Un paraíso a conservar.

1 Respuesta

Dejar una respuesta

*